Curso BíblicoEspiritualidad

Introducción a Hechos de los Apóstoles

Hechos 1,8 dice: “Recibirán la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre ustedes y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria y hasta los confines de la tierra”. En otras palabras, el evangelio o testimonio de Jesús penetrará todos los tiempos y lugares.
Hechos de los Apóstoles es la segunda parte de una obra que debe ser leída como un todo, su primera parte es el Evangelio según San Lucas. Es el libro del Espíritu, el mismo Espíritu que residía en Jesús y que lo condujo a su misión, Espíritu estará ahora con los Apóstoles y los llevará a dar testimonio de Él.
El Evangelio presenta el tiempo de Jesús y los Hechos el tiempo de las raíces de la iglesia, formando juntos el camino de la Salvación. La ciudad de Jerusalén reviste una gran importancia en el libro de los Hechos, pues es el punto de llegada de Jesús y punto de partida de la Iglesia, que extenderá el testimonio de Jesús en todos los tiempos y lugares.
Con esta obra en dos volúmenes, Lucas ofrece a sus destinatarios una visión completa de como la salvación que Dios brinda, se realiza y se manifiesta en la historia.
El autor divide la intervención salvadora de Dios en tres grandes etapas:
El tiempo del Antiguo Testamento (Ley y los Profetas) abarca la actividad, de Juan el Bautista.
El tiempo de Jesús o el tiempo del Reino: comprende la vida y la acción de Jesús, que culmina con su muerte y resurrección.
El tiempo de la Iglesia: después de la muerte y glorificación de Jesús, la comunidad recibe la fuerza del Espíritu de Dios.

Artículo anterior

La iniciación cristiana: un proceso llevado a cabo por etapas

Siguiente artículo

¿Mamá vs. niñera?