DiócesisSantiago

Jhoni Cisneros Hernández es ordenado diácono en Santiago

Una vez ordenado, el diácono invitó a los jóvenes a preguntarse qué Dios quiere de ellos para servir a su iglesia, además exhortó a las familias a orar por las vocaciones.

Yoel E. González N.

La Catedral de Santiago Apostól realizó la ordenación diaconal del seminarista Jhoni Cisneros Hernández, en solemne celebración presidida por Monseñor Audilio Aguilar Aguilar, concelebrada por el padre Norberto Cáceres, párroco de la Catedral; Rodrigo Atencio, Vicario General de la diócesis; padre Plinio Mojica,  padre José Juan de Gracia, Rector del Seminario San Liborio, seminaristas, amigos y laicos.

En la ceremonia, celebrada el 14 de agosto, estuvieron presentes sus padres Nemesio Cisneros y Teresa Hernández, quienes vivieron junto a su hijo este momento tan especial. La celebración fue transmitida por Radio Veraguas.

En su homilía, el obispo de Santiago agradeció a Dios por el llamado de Jhoni Cisneros y a todos los que de una u otra manera acompañaron esta vocación.  “Ahora eres un hombre consagrado a Dios”, expresó.

“Necesitamos hombres consagrados que sirvan en estos ministerios, que vean en su llamada la más grande felicidad”, enfatizó Monseñor Audilio Aguilar.

El consagrado debe cuidar con mucho celo lo que es su iglesia”, Monseñor Audilio Aguilar Aguilar.

Dirigiéndose a Jhoni, el obispo le instó a servir y dejar que Cristo fluya en su caminar de fe, comprometido en llevar el mensaje evangelizador a los demás, dar la vida por la redención de las almas.  “Este es el camino que elegiste seguir, las huellas del Maestro. Como diácono tendrás esta tarea con tus hermanos, no dejes que la oscuridad te aleje del camino de Dios”, aconsejó.

“El pueblo de Dios que hoy te acompaña ha de saber que para servirle, te has de comprometer a vivir célibe y de saber que lo haces por amor y con amor”, puntualizó el obispo.

El nuevo diácono Jhoni Cisneros Hernández agradeció a su familia, padres y hermanos que han sido testigos de los años en que compartieron con él su proceso formativo, tanto en el Seminario San Liborio, como el Seminario Mayor San José.

Jhoni Cisneros Hernández le pidió a la feligresía orar por él y por este nuevo ministerio en el que servirá,  invitó a las familias a trabajar por las vocaciones. “Ustedes son el primer seminario para sus hijos”, dijo.

SERVIDOR. Un nuevo ministro para la iglesia diocesana de Santiago.

Sobre las funciones del diácono

Al ordenarse, el diácono es aquel que puede llevar a cabo la bendición del agua, el bautismo, el matrimonio y la celebración de la palabra, omitiendo la confesión y la consagración eucarística, oficios religiosos que le corresponden únicamente al obispo y a los presbíteros.

Signos para el diácono

El nuevo diácono recibe las vestiduras propias de su ministerio: la Dalmática y debajo de ésta, la estola que llevará cruzada sobre el hombro izquierdo, siendo anudada bajo el brazo derecho a la altura de la cintura, deja libre su hombro derecho como signo de la diligencia con que debe dedicarse a sus funciones sagradas. Recibe el evangelio de manos del obispo, como signo de entrega a su servicio de predicarlo a los demás.

Artículo anterior

Joven de 25 años profesa Votos Solemnes en Monasterio de la Visitación

Siguiente artículo

Abandono y seguimiento