DiócesisPenonomé

Jóvenes llamados a orar por los frutos de la JMJ 2019

Los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud llegaron a la diócesis de Penonomé; Monseñor Rafael Valdivieso los entregó a la juventud coclesana en Divisa, lugar en el cual se congregó gran cantidad de jóvenes con la esperanza de tocarlos y orar por los frutos de la JMJ.

Los jóvenes se concentraron en la capilla San Francisco de Asís de Divisa, para esperar la Cruz de los jóvenes y la Virgen María Salus Populi Romani.

Una vez recibidos los símbolos, se realizó una caravana que los trasladó hacia su primera parroquia San Juan Bautista de Aguadulce, donde eran esperados por los feligreses que participaron de una misa y vigilia en esta comunidad.

El primer recorrido que realizaron los iconos en tierra coclesana fue en la Cárcel Pública de Aguadulce. Los privados de libertad pidieron por los jóvenes para que el recorrido de los símbolos dé muchos frutos y para que no caigan en ma-los pasos como le paso a ellos.

Seguidamente en el Hospital Regional Dr. Rafael Estévez, los pacientes le clamaron a Dios, ayuda para afrontar sus enfermedades, algunas de ellas terminales, por lo que vieron en los símbolos una oportunidad de tener la imagen de la Virgen y a Cristo cerca.

En el recorrido por el hospital, las personas que se acercaban para orar y dar gracias porque Dios les permite luchar en medio de la enfermedad.

“El gesto de recibimiento de los signos dé vida y ánimo, pues ya estamos celebrando la JMJ”, manifestó Monseñor Edgardo Cedeño, quien tiene la confianza además, de “que sean signos de esperanza, unidad, reconciliación y fortalecimiento en cada una de las familias”.

El obispo pidió a los coclesanos que vivan como única e irrepetible la visita de los símbolos de la JMJ, que han recorrido el mundo, y ahora están en suelo patrio, para que se den la oportunidad de tomar conciencia que son signos de esperanza, de transformación y de vuelta a Jesucristo que es el camino, la verdad y la vida.

En la comunidad de Ciruelito de la parroquia de San Martín de Penonomé, los jóvenes manifestaron su entusiasmo por la llegada de la Cruz peregrina a la provincia y a las comunidades.

Los símbolos de la JMJ, se mantendrán en la diócesis hasta el 17 de octubre, fe-cha en que termina el recorrido para pasar al Vicariato Apóstolico de Darién, que inicia el 18 su peregrindción.

Esta visita definitivamente quedará en la memoria y en el corazón de quienes vivieron su paso

Artículo anterior

Fiesta de San Francisco de Asís en Playón Chico

Siguiente artículo

Tocados en lo profundo por el amor de Dios