Laicos

La Iglesia y la interpretación de la Biblia

Ronaldo Paredes

SEMPER GAUDENS

Cuando leemos la Biblia encontramos muchos pasajes en ella que pueden ser de difícil comprensión y si no se entiende bien puede ocasionar confusiones las cuales nos lleva al error. Un ejemplo de esto lo vemos claramente en los Hechos de los Apóstoles cuando un etíope leyendo el texto del libro del profeta Isaías no entendía lo que leía y Felipe se acercó a explicarle (Hechos 8, 30-31).

El interpretar la Biblia personalmente ha llevado a la proliferación de muchos grupos que leyendo el mismo pasaje sacan conclusiones diferentes. Esto es muy grave porque la misma Biblia puede utilizarse por personas sin conocimiento, las cuales pueden torcer su significado (2 Pedro 3, 16). Es por ello que Jesús escogió a los apóstoles los cuales serían los encargados de conservar la correcta interpretación de los textos sagrados una vez ascendiera a los cielos.

Desde entonces, la Iglesia sería la encargada de la auténtica interpretación de la Biblia, ya que ella es la columna y fundamento de la verdad (1 Timoteo 3, 15). Este poder fue sucediéndose a los obispos hasta nuestros días, es en la Iglesia Católica que ocurre esta sucesión y por tanto es quien le corresponde la interpretación de la Biblia. Sigamos meditando la Biblia sabiendo que si no comprendemos alguna enseñanza podemos acudir a nuestra madre Iglesia, quien nos dará la correcta interpretación de las Escrituras a través de su Magisterio.

 

Artículo anterior

La fidelidad, un valor a descubrir

Siguiente artículo

Diócesis de Colón mantiene activa la catequesis online a distancia