Colón – Kuna YalaDiócesis

Diócesis de Colón mantiene activa la catequesis online a distancia

Redacción

Hoy se acortan distancias usando la tecnología. Ver y escuchar a nuestros familiares, amigos o compañeros de trabajo a través de las disitntas plataformas digitales es lo actual. Y en este contexto de la pandemia que nos mantiene distanviados resulta un recurso válido para comunicarnos.

La Diócesis de Colón se está valiendo de la tecnología para evangelizar, algo que en principio fue un reto como lo manifiesta Osiris Reyna, coordinadora de la Catequesis, bajo las indicaciones de Monseñor Manuel Ochogavía Barahona. “La propuesta del padre Gaspar Medina, Asesor del Secretariado de Catequesis, nos causó inicialmente temor y duda; la idea de realizar la catequesis utilizando la radio y de modo online, era todo un reto.

La duda saltó: “Pensamos tal vez que no podríamos lograrlo e incluso realizarlo con éxito, y es que no era para menos, pues muchos de los catequistas, me incluyo, no somos diestros en el área tecnológica”, explica.

Señaló que aproximadamente 2,587 niños de Primera Comunión y jóvenes de Confirmación iniciaron su formación el pasado 1 de agosto en la catequesis online, que dirige la Diócesis de Colón-Kuna Yala y se prevé que finalice el 27 de marzo del 2021.

MANUALIDADES. Las tareas se convierten en un reto divertido.

Proceso de trabajo

Lo primero fue acoger ese llamado con fe, teniendo presente que ha sido un tema de sumo interés para el Obispo de la Diócesis de Colón- Kuna Yala, Monseñor Manuel Ochogavía Barahona, quien le ha dado seguimiento.

“Como catequistas nos dejamos iluminar por Dios, recibiendo esa sabiduría y guía del Espíritu Santo, necesaria para seguir adelante en cada tarea”, dijo Reyna, tras expresar que los dones y talentos fueron apareciendo.

“Ante nuestros ojos maravillados y confiados en Dios y en la Virgen María, ésta ha sido una experiencia útil para cada uno de nosotros”, enfatizó Reyna.

A casi dos meses de iniciar este proyecto, la respuesta ha sido positiva y se han observado los frutos, pues ya cuentan con una estructura. “Trabajamos a través de módulos, y se conformaron grupos, cada uno con temas definidos y desarrollados con un lenguaje comprensible para la radio y las plataformas digitales”, explicó.

Para la realización de este proyecto se realizaron audiciones, tanto de voces como de proyección personal, se dictaron talleres de formación para los integrantes de los grupos y se fijaron horarios para su transmisión por radio y las demás plataformas.

Como parte del contenido de esta misión se realizaron filmaciones presenciales y videos caseros como complemento formativo. Durante este tiempo se siguieron las recomendaciones solicitadas por el Ministerio de Salud (MINSA) y los requisitos de bioseguridad.

Equipos de trabajo

Se formaron diversos equipos como: mesa de apoyo catequético (para catequistas y párrocos), catequistas de enlace (son el puente de retroalimentación entre el proyecto, la parroquia, catequistas y párrocos), mesa de apoyo tecnológico (encargada del manejo del área informática y del manejo del formulario electrónico).

Un equipo de producción se encarga del desarrollo de los temas, creación de guiones y videos de los temas de catequesis de cada grupo de catequesis. Mientras tanto el equipo de edición vela por la calidad en los videos y la instalación de estos en los medios virtuales, el equipo radial confecciona, programa y emite el contenido en la emisora Radio Inmaculada.

Artículo anterior

La Iglesia y la interpretación de la Biblia

Siguiente artículo

Los migrantes y la pandemia