Diócesis

La misión continúa desde casa

Hna. María Luz Portillo mm

A los misioneros se nos pide ser audaces y creativos para llevar el evangelio a los demás, es por eso que aun estando en casa podemos seguir con este mandato de diversas maneras, con aquellos a quienes nos ha sido confiada una tarea.

La Infancia y Adolescencia Misionera ha dejado de andar en las calles, en la Iglesia y en otros espacios acostumbrados, pero en tiempos de Covid-19, se ha reinventado la manera de que los niños y niñas sigan viviendo la escuela con Jesús. No están solos, los acompañan sus progenitores, y todos son “misioneros en casa en tiempos de Pandemia”.

A inicios de la cuarentena, la Infancia y Adolescencia Misionera de la Diocesis de Penonomé elaboraba material de formación para la Infancia misionera de todo el país, pero ante la situación, todo cambió y había que crear algo diferente para adecuarlo a la casa.

La realidad sanitaria nos hizo reinventar el material, convertirlo en audio visual y conformar un equipo con animadores decidimos a elaborar pequeños videos que invitaban a los niños a vivir su tema semanal. 

Y la Semana Santa fue nuestra partida. Se realizaron varios videos en colaboración con los niños de dos familias, resaltando el amor a Dios, el amor a María y el compromiso con la Iglesia.

En este trabajo evangelizador, son los niños parte del equipo de preparación.

Mes de la Virgen

Para mayo, la Diócesis de Penonomé ya está programada. Cada semana tiene su actividad: concurso de cantos a la virgen, concurso de dibujos, altares, videos rezando el rosario en familia. De esta manera se sigue dinamizando el trabajo para que los niños y niñas de la la Infancia y Adolescencia Misionera puedan seguir siendo misioneritos desde casa, involucrando a los padres de familia.

En este trabajo evangelizador, son los niños parte del equipo de preparación, y José Moreno de la Parroquia San Juan Bautista de Antón tiene claro que ser animador es un compromiso permanente del misionero.

La invitación la recibió de la Hermana María Lía, religiosa de la Anunciación que sirven en Antón y desde allí inició su experiencia con Infancia y Adolescencia Misionera, hace ya casi un año de estar como animador.

Para José, esta pastoral de la iglesia es un camino hacia Dios y su motor principal para seguir en esta gran experiencia, con los niños, niñas y adolescentes misioneros, cada día. 

“Lo que más me impacta es el impulso y la fuerza de la espiritualidad misionera, la interactividad, alegría y formación en ambas vías”, dijo el joven misionero, tras resaltar que a pesar que el Covid-19, nos ha separado físicamente, ha servido para activarlos en los medios digitales y contribuido –de manera indirecta a la convivencia de cada una de las familias, que como dicen nuestros obispos es la Iglesia Doméstica.

Plan para llegar a los niños 

Surge un plan para mantener a los niños, y niñas, y adolescentes activos en su fe a través de videos formativos, por eso, que inició en Semana Santa. Fueron breves cápsulas formativas que mostraban como vivir cada día de la Semana Mayor y, de esta forma, ir vivenciando las celebraciones centrales con lenguaje propio de los niños.

Para José Moreno fue una experiencia nueva, en que ha ido aprendido a editar videos y actualizándose en este tema de las tecnologías digitales. “Me ha ayudado a vivir con más sentido

Para José Moreno, la Infancia Misionera es su motor principal para evangelizar.

este momento, en cual recordamos el amor de Dios por nosotros”, comentó.

Los videos, con cápsulas formativas, no sería posible sin la ayuda de los animadores encargados de enviarlos a los padres de familia y estos a sus hijos, una actividad que se hace efectiva gracias al trabajo en equipo de la Diócesis.

En el mes de mayo, nuevamente, el equipo de animadores, motivados por la idea de la Animadora Matilde, lanzamos otro proyecto

dirigido a lograr que cada semana del mes de mayo se haga una actividad para ir vivenciando el mes de dedicado a la Virgen. 

En esta iniciativa están involucrados a los padres y juntos se despierta la creatividad. Para lograr sus objetivos, se confeccionó una página de Facebook de la Infancia y Adolescencia Misionera. Además, publicar cada una de las actividades desarrolladas por el grupo, de esta forma llegar a más personas y a más niños y niñas.

Para José, formar parte de este gran equipo, le causa mucha alegría y es causa de orgullo. Día a día se esmera más por animar a todos los niños, niñas, adolescentes y animadores en este tiempo de distanciamiento por el corona virus. Su espíritu misionero y compromiso cristiano lo llevan a continuar esta misión de dar a conocer a Jesús, a través de este medio.

Testimonio de perserverancia a pesar de su corta edad

Los hermanitos Guardia Cedeño son parte de la Infancia y Adolescencia Misionera y desde esta experiencia pastoral han caminado y crecido en la fe con  Jesús y María.

Su testimonio de vida, aún tan pequeños, entusiasma a otros, pues dan a conocer a Cristo, de manera alegre como niños que son. “Nuestra familia es la que nos ha llevado por este camino del bien y hoy somos testimonio del señor”, indicaron. 

HERMANOS. Desde pequeñas han caminado junto a Jesús y María, ahora con su hermano menor.

Reconocen que sus padres y otros integrantes de la Infancia y Adolescencia Misionera han sido importantes en su formación y acompañamiento en cada rosario, encuentros de infancia misionera en su comunidad y fuera de ella. Asisten regulamente a misas y leen la Palabra, cantan y sirven de acólitos. 

Para estos niños, su familia se ha fortalecido y se sienten bendecidos por Jesús y María por el nacimiento de su hermanito, hace dos años. “Hoy en día nuestro hermanito es un brote de la infancia misionera”, cuentan. 

Desde la pandemia no han salido de sus casas y han vivido cada día en oración y meditado los vía crucis.  Se sienten realizados, pues forman parte del equipo de creación de videos. “Hemos sido los actores en los videos preparados para los niños de Infancia Misionera de Panamá”, comentaron.

Estos pequeños misioneros han contribuido a que otros niños y niñas de Infancia Misionera también se integren como misioneritos, teniendo como guía a Santa Teresita del Niño Jesús, patrona de las misiones. Y lo han hecho a través de las nuevas formas de evangelización, a través de las redes digitales.

Artículo anterior

Los matrimonios se reinventan en las crisis

Siguiente artículo

“Hay que salir transformados interiormente para poder cambiar después nuestra manera de vivir.”, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta.