CatequesisEspiritualidad

La teología: fuente de la catequesis

La fe nace de la escucha de la Palabra de Dios proclamada sobre la base de la doctrina apostólica, de forma inteligible para el hombre; por ello, la teología apoya la tarea de la catequesis.

Comisión Arquidiocesana de Catequesis

La fe nace de la escucha de la Palabra de Dios proclamada sobre la base de la doctrina apostólica, de forma inteligible para el hombre; por ello, la teología apoya la tarea de la catequesis.

Dios se revela al hombre de muchas maneras, llegando a su plenitud en la persona de Jesucristo; pero muchas veces, esta revelación llega de forma que sobrepasa la capacidad del entendimiento humano.  Por ello, la teología viene en apoyo de la catequesis y se convierte en fuente de la misma, para explicar, de una manera adaptada a los destinatarios, lo que narran las Escrituras sobre la naturaleza divina, los misterios que se celebran en la liturgia y que luego, han de vivirse en medio del mundo.  La teología se convierte así en un gran tesoro del que la catequesis podrá enriquecerse para realizar su tarea de ayudar a madurar la fe, haciéndola inteligible y comunicable a los hombres, con toda la fuerza de la revelación divina.

La teología es un gran tesoro que enriquece la tarea de la catequesis

La teología penetra con inteligencia crítica los contenidos de la fe, los profundiza y los ordena sistemáticamente, con el aporte de la razón. Esto quiere decir que, gracias al análisis científico, la verdad de Dios es interpretada como verdad salvadora y los fieles pueden entrar en contacto con la Palabra viva de Dios, que es Jesucristo, anunciado en las Escrituras. Prevalece en este estudio, la inmensidad del amor por el que el Padre entrega a su Hijo al mundo, así como la gloria, gracia y verdad que fueron reveladas en él para nuestra salvación.

A través de sus variadas disciplinas, la teología explica la fe de la Iglesia contribuyendo a la labor catequética de guiar a los fieles a la maduración de su fe, por convicción y no por imposición. La teología de la evangelización, por ejemplo, estudia los fundamentos bíblicos sobre la responsabilidad de proclamar el Evangelio a toda critatura; mientras que la teología moral, estudia las acciones del hombre y el fin que persiguen. Así, la teología proporciona razón a la fe.

Luces. La teología está al servicio de la catequesis
La catequesis se apoya en la teología para aclarar y articular el contenido de la fe, reconociendo que los aspectos relativos a la verdadera fe pueden ser complejos, y que la investigación precisa y científica de los mismos ayuda a su mejor comprensión, manteniendo siempre la fidelidad a las enseñanzas recibidas de los apóstoles (tradición apostólica).

 

 

Artículo anterior

"Hogar y Escuela: juntos forman"

Siguiente artículo

El dominio sobre el mar