ComunidadParejas

Masculinidad positiva: una nueva visión

Carlos Herrera   @mejorpareja.mejorfamilia

Nuestras sociedades se mueven con una marcada promoción de diferencia de roles, en donde se ha convertido en rasgos culturales. Es decir, la vivencia de la masculinidad viene delimitada por acciones y comportamientos que les “obliga” a vivir de cierta manera.

Quisiera compartirles un ejemplo sencillo: regularmente los niños dentro de casa están con poca ropa o casi sin ropa, mientras que las niñas siempre están vestidas. A los niños les decimos: “Los hombres no lloran” mientras que no importa si las niñas lo hacen. 

Son detalles en la formación de valores familiares, que van marcando el desarrollo social y cultural de las familias. Ya no tiene sentido buscar culpables, hoy nos damos cuenta de la nueva visión que puede tener la masculinidad en la sociedad.

Hoy podemos ver que hemos avanzado en este tema, vemos hombres compartir responsabilidades que antes no era tan fácil evidenciar y esto es positivo. 

Están más presentes y comprometidos en las responsabilidades escolares y del hogar, más expresivos emocionalmente, hoy es más frecuente ver a papás decir “te amo” a sus hijos. 

Esta transformación requiere en los hombres mayor autoconciencia, firmeza de su voluntad, dejar a un lado los prejuicios. Pero si quisiera dejar claro que, la masculinidad positiva no tiene por qué parecerse a la figura femenina, no estoy hablando de suplantar o desplazar, me refiero a asumir el papel protagónico de los hombres en la vida familiar, sin perder su masculinidad. 

Recomendaciones para tener 

tiempo de calidad en mi matrimonio

  • Enséñales con tu ejemplo: procura coherencia entre lo que dices y haces, muéstrate como un hombre con virtudes y defectos. Si quieres recibir amor, da amor. 
  • Expresa el amor:  siente la libertad para tener acciones de amor y ternura con tu esposa e hijos. 
  • Comunica positivamente: anima a tus hijos y esposa a dar lo mejor de ellos, resaltando sus virtudes. Escúchales, déjales saber que estás dispuesto a conectarte con ellos y que pueden confiar en ti.
  • Ejemplos cristianos:  para resaltar la masculinidad positiva, tenemos como principal modelo a Jesús, quién sintió y expresó sus emociones sin sentir vergüenza. Tuvo compasión por Lázaro (Jn 11,35) ternura por los niños (Mc 10,16), sensibilidad por una mujer en desgracia (Jn 8,3ss). Fue espontáneo aún con los estereotipos de masculinidad cultural de su época.  Inspira tu masculinidad también con la  vida de algunos santos que vivieron su masculinidad positiva. San José, Santo Tomás Moro, San Manuel Morales, entre otros. 
Artículo anterior

Niños viven su fe desde sus casas

Siguiente artículo

Cuidemos la nueva Panamá