DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Masiva participación en encuentro Eucarístico

Las zonas misioneras del Vicariato del Darién se congregaron durante el pasado fin de semana para la celebración de su Cita Eucarística, actividad que se realiza cada dos años y que tiene gran importancia en el caminar de la fe del pueblo católico darienita.
En esta ocasión le tocó a la zona misionera de Yaviza ser la anfitriona y acoger a los peregrinos que se movilizaron de distintas comunidades para poder participar de las distintas actividades que se habían planificado, tales como el encuentro de jóvenes para un concierto animado por el grupo de música católica “8 y más para Cristo”, y el cantautor Edgardo Rubino; además contaron con la predicación de los esposos Juan y Sol Pimentel de Matrimonios para Cristo, concluyendo con la adoración del Santísimo Sacramento, pidiendo por los jóvenes de Darién en su camino hacia la JMJ 2019.
El domingo se realizó la misa solemne presidida por Monseñor Pedro Hernández, Obispo de Darién, quien en su homilía exhortó al pueblo de Dios a no perder la esperanza, a caminar en medio de las realidades que toca vivir con la mirada y confianza sólo en Dios, y no en las fuerzas y poderes de este mundo.
Una vez terminada la Eucaristía, se procedió a exponer el Santísimo Sacramento para realizar la procesión por las principales calles de Yaviza, acompañados de la banda musical de Senafront que muy gentilmente acompañó durante estas actividades.
En esta ocasión encabezó la procesión un grupo cultural formado por estudiantes de la comunidad del Coquillo de Chorrera, quienes hicieron el sacrificio de venir hasta Yaviza.
Para la comunidad de Yaviza y el resto de los feligreses, ha sido una experiencia de renovación eclesial, y un impulso para seguir dando testimonio de la nueva vida que nace de Cristo y que debe iluminar los lugares donde vivimos tal como nos lo decía el lema escogido para esta ocasión: “Darién tierra de encuentro, puerta de la fe y semilla de esperanza”.

Artículo anterior

La Palabra de Dios es siempre una bendición para nuestros hogares

Siguiente artículo

Sacerdotes y Diáconos