Actualidad

Movimientos de Familia inician un año para ser testigos del amor

El arzobispo José Domingo Ulloa Mendieta, acompañado de los obispos de Chitré y Colón, invitó a la pastoral familiar a reinventarse para hacer un trabajo en la calle.

Eduardo Soto P. /Fotos Omar Montenegro

El próximo 19 de marzo, en el contexto de la Solemnidad de San José, la Iglesia Católica Universal inicia la celebración de un año dedicado a acompañar a las familias.

Según lo ha pedido el propio Papa Francisco, este debe ser un año de “iniciativas espirituales, pastorales y culturales para acompañar a las familias ante los desafíos de nuestro tiempo”.  

Lo mismo les pidió a los movimientos de Familia y la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Panamá, el arzobispo José Domingo Ulloa Mendieta, quien les solicitó “dar una milla extra” en este año que debe estar cargado de acción.

DISPOSICIÓN. “Dejemos de hablar entre nosotros mismos, vamos a la calle a acompañar a la gente”, pidió el Arzobispo.

La petición se dio en una reunión a la que también asistieron los obispo de Chitré, monseñor Rafael Valdivieso Miranda, presidente y encargado de la sección de Familia de la Conferencia Episcopal Panameña, y el de Colón, Manuel Ochogavía Barahona, secretario de la CEP y también encargado de la sección de Juventudes.

Cinco año de “Amoris Laetitia”

Lo que está generando toda esta exitación es la conmemoración de la Exhortacion Apostólica “Amoris Laetitia” sobre la belleza y la alegría del amor familiar, que cumple su primer lustro.

Este año de conmemoración concluirá el 26 de junio de 2022 en el 10º Encuentro Mundial de las Familias en Roma, con la esperanza de que esté presente el Papa Francisco.

“La experiencia de la pandemia –se lee en el comunicado del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, en el que se convoca a los católicos– ha puesto de relieve el papel central de la familia como Iglesia doméstica y ha subrayado la importancia de los vínculos entre las familias”.

A través de las diversas iniciativas de carácter espiritual, pastoral y cultural previstas en el Año “Familia Amoris Laetitia”, el Papa Francisco “se dirige a todas las comunidades eclesiales del mundo, exhortando a cada persona a ser testigo del amor familiar”.

COMPROMISO. Los movimientos laicales de familia mostraron su total interés para emprender acciones más agresivas este año, que inicia el 19 de marzo.

Acciones

Lo que se espera, señaló el Arzobispo de Panamá, es que en este año abunden las iniciativas laicales.

En el mes de la familia, junio, se realizará un congreso en el que se espera reunir a todos los equipos de esta pastoral de las diócesis.

Monseñor Valdivieso indicó que este congreso como corolario de la reunión de medio año de la Conferencia Episcopal Panameña.

A partir de este año el último domingo del mes de Julio dedicado a los abuelos, por iniciativa del Papa Francisco.

“Debemos visibilizar al adulto mayor este año (…) ellos son parte fundamental de nuetras familias”, indicó el Arzobispo.

“Este año tenemos que ser más aguerridos. Basta de hablar con nosotros mismos”, indicó el Arzobispo.

“La de Nazaret es la familia-modelo, en la que todas las familias del mundo pueden hallar su sólido punto de referencia y una firme inspiración.”, Papa Francisco.

En salida

Se espera que todos los movimientos de familia que integran la Pastoral Familiar produzcan  herramientas de espiritualidad familiar, de formación y acción pastoral sobre la preparación al matrimonio, la educación en la afectividad de los jóvenes, y la santidad de los cónyuges y de las familias que viven la gracia del sacramento en su vida cotidiana.

Monseñor Ulloa Mendieta les pidió a todos los movimientos hacer mejor uso de los medios de comunicación de la Iglesia.

SOLIDARIOS. Las autoridades de la Conferencia Episcopal se unen al llamado.

Los objetivos

En la Exhortación del Papa Francisco, de la cual se quiere difundir su contenido, se expresan los objetivos del Año, según informó Vatican News.

El primero es “hacer experimentar que el Evangelio de la familia es alegría que llena el corazón y la vida entera”.

Un segundo objetivo es proclamar el precioso valor del sacramento del matrimonio que “tiene en sí mismo una fuerza transformadora del amor humano”.

Y también: “hacer a las familias protagonistas de la pastoral familiar” y a los jóvenes “conscientes de la importancia de la formación en la verdad del amor y del don de sí mismos”.

Por último, se invita a ampliar, en el transcurso del Año, la mirada y la acción de la pastoral familiar para que se convierta en transversal, para incluir a todos los componentes de la familia.

Una de las acciones que se intenta fomentar es que en cada entidad pública haya reflexiones sobre la importancia de la familia, como fundamento de la sociedad.

DEMOS MÁS. “Hay que ser creativos y apasionados”, señala el Arzobispo.

Artículo anterior

Papa Francisco: Los cristianos en Irak son preciosos a los ojos de Dios

Siguiente artículo

Comunidades festejan a San Juan de Dios