ComunidadParejas

¿Necesitamos un detox digital?

Carlos Herrera – @mejorpareja.mejorfamilia

Ante la situación de encontrarnos en casa por la cuarentena, algunos hemos estado sumergidos en el mundo tecnológico sin límites de tiempo. Prácticamente salimos del celular a la computadora, de la computadora al TV, de la TV a la Tablet. Cuando sacamos cuenta del tiempo consumido de nuestro día en dispositivos electrónicos, podríamos asombrarnos.

Sin duda, la tecnología nos puede brindar muchas oportunidades, sacarnos de aprietos y simplificarnos la vida, pero su uso excesivo nos puede hacer perder el tiempo, desarrollar un desenfoque, pérdida de atención y concentración permanente.

Es un periodo de tiempo en el cual una persona se abstiene o evita el uso de dispositivos electrónicos con el fin de centrarse más en la interacción social en vez de la digital y conectarse así con su pareja, con sus hijos y el resto de la familia.

¿Cómo pueden identificar si necesitan una detox digital? Les invito a contestar este breve cuestionario: 

  • ¿Chequeas tus redes sociales mas de 15 veces al día?
  • ¿Lo primero y lo último que haces en el día es mirar tu celular?
  • ¿Tus hijos te hablan y no los ves a la cara?
  • ¿Llevas tu celular a cada lugar de la casa a donde te mueves?
  • ¿La única manera de no estar aburridos es usando un dispositivo electrónico?

Si a todas las preguntas o a la mayoría, respondiste “SÍ”, necesitas un détox digital. 

Dicen los grandes filósofos que la virtud está en el equilibrio, hagamos un uso prudente de la tecnología y evitemos la dependencia.  Nuestros hijos copian lo que ven de ti, seamos el mejor ejemplo.

Noticia relacionada:

Modifica tus pensamientos y hábitos

 Lo primero es desear usar tus equipos electrónicos, en vez de necesitar de tus dispositivos. La necesidad crea dependencia.

  • Fija Horarios:   si trabajas en casa, fija unas horas en la que no sea necesario usar la tecnología.
  • Busca un entretenimiento: algo que les apasione hacer y les haga olvidar la existencia de los equipos electrónicos.
  • Eviten usarlos en la mesa del comedor: la hora de la comida es un espacio de tiempo propicio para la comunicación familiar. 
  • Tiempo para intimar con Dios: hacer un alto en nuestras jornadas y reunirnos en familia para orar, rezar el Santo Rosario. Estos actos de piedad nos conectan como familia con Dios y nos mantiene distante de los equipos.
Artículo anterior

Acompañar al sacerdote de nuestra comunidad

Siguiente artículo

Generosos con el Seminario