Actualidad

Nuevo Directorio de Catequesis, una vuelta hacia la pedagogía de Dios

Eduardo Soto P. /[email protected]

“Atención a la nueva cultura digital, y evangelización de la cultura”: esas son las claves fundamentales del documento que en fecha reciente publicó el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, instrumento que busca marca “una nueva etapa en la catequesis de la Iglesia Católica”. 

La hermana Rosemary Castañeda, directora del Departamento de Formación de la Arquidiócesis de Panamá, subrayó que este sería el tercer documento que la Iglesia Universal ha propuesto, 50 años después del Concilio Vaticano II.

El primero fue publicado en 1971, y el segundo en 1997. Veintitrés años después, y luego de 14 borradores y múltiples consultas, este Nuevo Directorio advierte que se debe poner mucha atención en la “velocidad con la que se modifica el lenguaje”.  

“También el documento nos urge en una catequesis más allá de la preparación a los sacramentos”, indicó la religiosa dominica.

 

Recuperar la metodología

Un aspecto en el que el documento pone mucho énfasis es en el de renovar y actualizar la metodología y la pedagogía para poder transmitir el mensaje de salvación a los catequizandos.

De acuerdo con la hermana Rosemary, el Nuevo Directorio está en estrecha sintonía con lo que el Papa Francisco resaltó en la exhortación Evangelii Gaudium, sobre la necesidad de que la catequesis sea kerigmática.

Hay que recordar que el kerigma se refiere a la proclamación ungida y testimonial de Jesús muerto y resucitado, constituido Señor, Salvador y Mesías, según la promesa del Padre, para suscitar la Fe y la conversión mediante la acción del Espíritu Santo.

“El Papa nos señala que, si bien el kerigma es el primer paso, también debe ser la transversalidad durante toda la catequesis”, indicó la religiosa, quien subraya que el kerigma debe “despertar siempre la novedad en los oyentes”. 

Fundamentación teológica

La razón eclesial y teológica, para la redacción de este documento, es “recorrer y experimentar la Historia de la Salvación, desde lo vivido por el pueblo de Israel, los profetas, el Nuevo Testamento y cómo podeos vivirla en el día de hoy”, señala un despacho de Vatican News. 

Al respecto, la hermana Rosemary advierte que “no se trata de contar historietas”, sino “profundizar en la Palabra de Dios, en el misterio de Jesucristo”.

Todo bautizado debe profundizar en la persona de Jesús, entenderlo y vivirlo como el Camino, la Verdad y la Vida”, indicó la hermana.

Algo crucial en la reflexión sobre el Nuevo Directorio, es acabar con la división que hasta ahora ha existido en el quehacer cristiano, sobre quien está en misión, el que está en evangelización y quien se encuentra en etapa de catequesis.

“El Papa Francisco nos dice que no, que la catequesis tiene su dinámica siempre misionera y evangelizadora”, anota la religiosa dominica.

VIVENCIA. Hay que evangelizar el contexto socio cultural y religioso de quien recibirá el mensaje. No se puede ignorar su ambiente.

El catequista

Toda esta visión renovadora alcanza a los catequistas, quienes dejan de ser “maestros” al estilo escolar para –seducidos por Jesús– van a contar o transmitir su experiencia de Dios.

“De sus labios debe brotar un anuncio que es gustado en su corazón”, reafirma Castañeda.

Así, el catequista deja de ser un docente o transmisor de conocimientos, para presentarse como “testigo”.

Cambio radical

El padre Israel Ramos, Director de la Sección de Catequesis de la Arquidiócesis de Panamá y Secretario adjunto de Catequesis del Departamento de Misión y Espiritualidad de la Conferencia Episcopal de Panamá, hace énfasis en que el nuevo documento proviene de una instancia distinta a lo convencional.

Hasta ahora, los Directorios de Catequesis provenían de la Congregación del Clero, pero en la reflexión se dieron cuenta que la catequesis es parte del proceso de evangelización, y ha sido desde ahí que emiten el documento, señala el padre Israel.

Mitzi Castillo, integrante de la Comisión Arquidiocesana de Catequesis, señaló que se está propiciando volver a la “pedagogía divina” que es partir a la manera de Dios, que va entrando en la historia de su pueblo “con calma, respeto y amor, y cuando nota que las cosas no están muy claras envía a su Hijo, y se acerca más para revelar los detalles del Plan de Amor”.

Lo digital

Pero ¿cómo lograr aplicar esta pedagogía a través de las nuevas tecnologías, a jóvenes y adultos que son más ciudadanos digitales que otra cosa?

La respuesta la da el padre Israel: “Creo que por encima de todo está la Gracia de Dios. Lo que uno realiza con Amor, ahí está la presencia del Señor”.

Y añadió: “No es que nuestras palabras y nuestra técnica vayan a hacer el trabajo. Es el Espíritu el que actuará a través de nosotros, que somos instrumentos”.

Noris Edith López Sánchez, miembro de la Comisión Arquidiocesana de Catequesis, aporta un elemento clave en esta reflexión sobre el método y pedagogía: “la cercanía del catequista con cada catequizando. Conocerle, saber cuál es su realidad personal, sus necesidades y madurez y, sobre todo, mostrándole el amor de Cristo con el propio testimonio”.

Artículo anterior

“Que Jesús siga llamando y enviando a su Iglesia, sacerdotes que tengan un corazón de pastor”, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, OSA.

Siguiente artículo

Educación Integral: pilar de formación.