ChitréDiócesis

Parita, tierra de historia y tradiciones

La Iglesia de Santo Domingo de Guzmán está ubicada en el distrito de Parita en la Provincia de Herrera. Se distingue por poseer hermosos altares o retablos coloniales donde abundan los motivos estilizados en forma de frutas como granadas,  y flores como girasoles,  y otros detalles que simulan encajes en una excelente y fina talla de madera policroma con pintura de oro. La mayoría de estilo barroco churrigueresco del siglo XVIII, y cuya escultura manifiesta la simbología católica.

El templo se levanta a un costado de la plaza principal de la población. El principal rasgo arquitectónico de esta Iglesia es su torre, que se alza majestuosamente sobre la puerta principal, además de su atrio alrededor de las paredes que servía de antesala a la preparación espiritual de los seguidores. Fue declarado monumento histórico nacional en 1926.

Desde 2013 el Padre Orlando Gonzáles es el párroco, y señaló a Panorama Católico que la parroquia está conformada por 19 comunidades con sus respectivas capillas.  La de París, Potuga, Pedernal, Cabuya, Portobelillo,  y la de los Cantos cuentan con el Santísimo, y con un Santo Patrono,  los cuales son muy celebrados en sus respectivas comunidades.

Entre las pastorales que existen están el Movimiento Familiar Cristiano,  la Pastoral Familiar, la Pastoral de la Salud, Cursillos de Cristiandad, la Pastoral Juvenil, el grupo de Taller es de oración y vida de Ignacio Larrañaga,  la Pastoral Social, Justicia y Paz,  y la Infancia Misionera.

También cuentan con la escuela de violines,  donde niños y niñas aprenden a tocar este instrumento  y no dejar que las hermosas tradiciones se pierdan, así como  el conjunto folklórico Santo Domingo de Guzmán.

Se resalta la labor de los ministros extraordinarios que son de gran ayuda,  ya que llevan la Comunión a muchos enfermos a sus hogares y evangelizan de esta forma.

“En Parita  hemos conseguido la construcción del Retablo Mayor del templo de Santo Domingo, de hecho ya se dio inicio al  procesamiento de la madera, y se ha avanzado con la reconstrucción de las capillas de Potuga, Pedernal, Cabuya y otras”, señaló el sacerdote. También está en proyecto la construcción total del templo San Isidro Labrador de Portobelillo  de Parita.

“Hay también un proyecto para una ciudadela que contempla un salón de reuniones con capacidad de 250 personas, 5 salones para catequesis, una cocina, un pequeño comedor, 5 habitaciones para huéspedes, pensando que en Parita no hay un lugar apropiado para albergar y poder utilizarlo para todo tipo de reuniones pastorales”, dijo el Párroco.

Destaca también la remodelación completa  de la casa cural, siempre pensando en los próximos sacerdotes que puedan llegar a esta parroquia.

En el aspecto espiritual también ha crecido, pues mucha gente ha vuelto del templo su casa, y han  retomado la bonita práctica de vida cristiana,  ya que también han rescatado para Semana Santa algunos elementos que ayudan a la reflexión y la meditación en el tiempo de conversión.

Por ejemplo, señala el Padre,  el miércoles de ceniza colocan  la Cruz Grande en la entrada del templo, la piedra del perdón permanece allí hasta el Viernes Santo. Este día de reflexión han conseguido  hacer una realidad el drama de la Pasión en vivo,  y el Viacrucis en vivo, actividades en las cuales se han insertado muchos jóvenes y también gente adulta y niños.

Artículo anterior

La torre de la Catedral San José

Siguiente artículo

Impulsando la evangelización desde los medios digitales