Colón – Kuna YalaDiócesis

Parroquias usan plataformas virtuales para atender pastoral y espiritualmente a los fieles

Con la pandemia muchos grupos han bajado el accionar pastoral, aunque ha sido difícil conectarse vía online desde plataformas como zoom, las ideas siguen fluyendo.

Yoel E. González N.

Desde que inició la pandemia, las parroquias han realizado las celebraciones religiosas a través de los medios virtuales, aunque el ideal de Iglesia es estar siempre con el pueblo y los sacramentos.

Ante esta realidad de la pandemia, las parroquias de la Diócesis de Colón-Kuna Yala, no se quedaron paralizadas. Diversos son los proyectos que realizan para atender pastoral y espiritualmente a su feligresía.

La parroquia Niño Jesús de Praga en Buena Vista, por poner un ejemplo, se avocó a trabajar para difundir desde las redes sociales, una pastoral digital hacia la llamada Iglesia Doméstica. 

En sus redes comparten las eucaristías, momentos de oración y espacios para acompañar al pueblo de Dios, y motivar a los jóvenes de esta parroquia a mantenerse activos.

En la diócesis de Colón-Kuna Yala, las tareas pastorales desde las parroquias continúan realizándose.

“Son los jóvenes quienes manejan más las redes sociales y los llamados a estar activos y la parroquia les ofrece su espacio para mantener encendida esa llama de la fe en la comunidad”, manifestó el padre Carlos Rodríguez, párroco de esta parroquia.

De acuerdo con el sacerdote, la parroquia ha puesto énfasis a la atención de jóvenes provenientes de familias tocadas duramente por la pandemia. “Se han visto afectadas por diversas razones: económicas, de salud, pérdidas de familiares y seres queridos entre otros”, explicó.

Y los jóvenes han acogido ese llamado con entusiasmo, asegura Emanuel Archibold del Grupo Juvenil Kerigma. “Ciertamente al principio de la pandemia nos vimos encerrados en nuestras casas, pero superado ese primer momento nos incorporamos a la parroquia para potenciar ese acercamiento a través de las herramientas digitales. “Los jóvenes estamos llamados a fortalecer a la comunidad parroquial y lo estamos haciendo”, puntualizó.

Dulce María Ulloa Ariza, integrante del Grupo de Danza Angeli Dei, tiene un objetivo claro para este año 2021, renovar la decisión de servir y alabar a Dios, desde la danza. “Queremos como grupo hacer más oración para que el cuerpo y el alma estén unidos al momento de ejecutar nuestra danza”, dijo.

Parroquia apuesta por los jóvenes

ACTIVADOS. La danza, el canto son herramientas para evangelizar.

La Iglesia sabe que la juventud puede ser su mejor aliado para llevar el mensaje evangelizador a través de las plataformas virtuales, y el padre Carlos Rodríguez, lo sabe. “Vivimos una situación sin precedentes, la pandemia afectó a las familias, comunidades, así como a la forma de vida de cada uno”, comentó

“Por eso fue preciso cambiar, de vernos a través del encuentro virtual para así animar a los jóvenes, comenzando con los testimonios donde han participado y vivido encuentros y retiros espirituales, para motivar a los alejados de la iglesia.

TODOS EN RED. Desde las redes sociales y espacios virtuales, los jóvenes se incorporan a la parroquia.

Rodríguez indicó que para esta Cuaresma “se está preparando con actividades religiosas propias de este tiempo litúrgico como el Vía Crucis, además de actividades de diversión y entretenimiento. “Recordemos que seguimos conectados con Cristo”, expresó el párroco.

El padre Carlos Rodríguez aprovechó para hacer una invitación especial: “Es momento para acercarnos más a Dios; para evitar las distracciones y dedicar tiempo a nuestras familias, amigos, y expresarle cariño y amor que sentimos por ellos. “En medio de nuestro mundo y en nuestro propio hogar, no sólo durante este tiempo de Cuaresma, sino toda nuestra vida”, acotó.

Artículo anterior

Equipo de acompañamiento a los albergues de inspiración católica

Siguiente artículo

Arrancan las clases virtuales