Parejas

RECOMENDACIONES PARA TENER UN MATRIMONIO PLENAMENTE FELIZ

  • Reconquistarse:  siendo sonriente, abriendo espacios a la comunicación, con frecuencia tengan detalles de amor.
  • Más expresiones de afectos: tómense de la mano, más abrazos, más caricias, más ternura, hacernos sentir que disfrutamos la presencia y cercanía de nuestro cónyuge.
  • Reafirmación constante: no hay nada a que renunciar, es la reafirmación constante de mi voluntad, de asumir todo lo que la vida matrimonial me pide. Lo hago con gusto.
  • Enfoque en soluciones:  entrenémonos en identificar rápidamente el conflicto y activar de inmediato las posibles soluciones. El matrimonio es crecimiento y transformación. 
  • Matrimonio basado en Dios:  el plan del Señor nos llena de felicidad, sabiendo que por medio del sacramento hemos recibido gracias y bendiciones. El matrimonio es el proyecto de santidad para ambos, basados en la vivencia conyugal del amor del Creador. 

 

Artículo anterior

Cinco pasos para orar con Dios

Siguiente artículo

IVM: ¿realidad o distracción?