Variedad

Rescatando la dignidad tras las rejas

Menos de 100 días quedan para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud. En este tiempo los peregrinos de aquí y del resto del mundo intensifican su formación para vivir una experiencia profunda de fe. La Arquidiócesis de Panamá a través del

Centro San Juan Pablo II incluye en esta formación, a los jóvenes infractores que pagan su condena en el Centro de Cumplimiento de Menores de Pacora.

Ariel López, director del Centro San Juan Pablo II manifiesta que desde la se­mana pasada se unieron con todos los grupos apostólicos de oración y de evan­gelización de la Arquidiócesis para llevar a cabo en “Tour JMJ, el Pescador”.

“Como cristianos y como parte de la sociedad que formamos, es nuestro de­ber la reinserción de aquellas personas que hoy se encuentran tras las rejas. Es­tar privados de la libertad, no es sinóni­mo de pérdida de sueños y esperanzas”, afirmó López .

Por esta razón se desarrollará un pro­grama dirigido a 150 jóvenes que ya han recibido una condena hasta los 21 años, según la ley 40. En una primera etapa la Universidad de las Américas, se enfocará en preparar a los privados a través de talleres de crecimiento personal y habilidades para la vida .

El director del Centro San Juan Pablo II explica que gracias al apoyo de la Pastoral Artística de la Ar­quidiócesis de Panamá; en la segunda etapa llevarán a cabo retiros espirituales, conciertos con los distintos ministerios de música, talleres de evangelización, espacios de fe que servirán como preparación para la Jornada Mundial de la Juventud. También se incluirá a las menores de la residencia feme­ninas de Tocumen.

Artículo anterior

Soy un cristiano resiliente

Siguiente artículo

En modo JMJ, realizan encuentro parroquial