DiócesisVicariato Apostólico del Darién

San José Obrero en zona misionera

En la zona misionera de Yaviza, la comunidad de Nuevo Bijao celebró el pasado 1 de mayo su fiesta patronal en honor a san José Obrero. En el festejo,  los fieles, una vez más, renovaron su fe a la luz del Evangelio de Jesús y de las virtudes cristianas.

La fiesta patronal comenzó con un triduo, el cual estuvo animado por el equipo misionero de Yaviza.

El día propio del santo se contó con la presencia de otras comunidades que acompañaron y compartieron la fe y el júbilo de la fiesta.

Desde el mediodía, la actividad del pozo mágico reunió a  muchas personas. A las 4:30 de la tarde  inició la Eucaristía, signo de unidad y memorial del Misterio Pascual de Jesucristo.

Seguido, salió la procesión por la principal calle de la comunidad. Al final, se terminó con un ágape entres las comunidades presentes.

Para los católicos de la comunidad de Nuevo Bijao, corregimiento de Yaviza, celebrar esta fiesta es motivo de mucha alegría y esperanza, porque es un tiempo de compartir y de alcanzar una mayor integración entre los miembros de la comunidad en procura del bien común. Según el padre Alvin Bellorín, encargado de la zona misionera de Yaviza, la fiesta patronal tam-bién es un espacio propicio para la evangelización.

“Estos días se prestan para que  que la comunidad reflexione su propia realidad desde la palabra de Dios, la cual les ilumina y les da esperanza de que es posible construir un mundo mejor.

En este día en que se celebra la fiesta del trabajo en muchas partes del mundo, todos los obreros cristianos honran a san José como modelo y patrono suyo.

Es importante resaltar que este año la capilla de Nuevo Bijao fue acondicionada gracias a donaciones. Entre las reparaciones están la mejora del sistema eléctrico, la pintura y la instalación de nuevas ventanas.

Artículo anterior

Juventud colonense se congrega y da testimonio del Cristo Vivo

Siguiente artículo

Nuncio Apostólico en la Prelatura