DavidDiócesis

Soloy en solemnidad del patrono de la caridad

El 27 de septiembre, en la Parroquia San Vicente de Paúl en la Comunidad de Soloy, distrito de Besikó, Comarca Ngäbe-Buglé, se celebró la fiesta patronal presidida por el Obispo de David, Mons. José Luis Cardenal Lacunza y concelebrada, en su mayoría, por los Sacerdotes de la Congregación de la Misión y de la Zona Pastoral 5, de nuestra Diócesis.
“Nuestros caminos, no son los caminos de Dios. Ese proyecto no encaja en este mundo que conocemos. Ponemos la felicidad en el éxito, en el prestigio, en la fama, en llegar a la cima, aunque sea pisoteando a los demás. Jesús nos propone otro estilo de vida, totalmente al revés de lo que el mundo nos propone. Esto lo entendió bien San Vicente de Paúl, quien tomó la firme determinación de servir a los más pobres y marginados por el convencimiento de estar sirviendo a Dios”, dijo el Cardenal Lacunza.
Y agregó: entregar y gastar la vida por ustedes, es entregarla por el Evangelio, por la buena noticia de que Dios nos ama.

Artículo anterior

Jóvenes consagrados a la misión

Siguiente artículo

Vivir a ejemplo de San Miguel