Actualidad

Unidos en oración por las elecciones generales 2019

La Catedral Basílica Santa María la Antigua de Panamá fue el punto de encuentro para el Comité Interreligioso de Panamá conformado por católicos, cristianos, judíos, musulmanes y budistas que se unieron a orar por las elecciones que se realizarán hoy en nuestro país.

El canto del aleluya facilitó el ambiente de oración seguido por un momento de silencio de todos los participantes, luego el monitor invitó a Andrea Carrasco representante de la Comunidad Bahaí de Panamá, a dirigir su oración a los presentes.

En sus palabras motivó al pueblo panameño a elegir aquellos candidatos que reúnan las mejores cualidades de lealtad incuestionable, devoción sin egoísmo, con mentes preparadas, habilidad reconocida y madura experiencia. “Esta es una oración para que todos aquellos puedan ir por el camino correcto”, resaltó.

Continúo el Imán Shalkh Mohammed Al Sayed, del Centro Cultural Islámico de Colón, quien hizo una oración de su libro sagrado (El Corán), cantada, en el que pedía por las elecciones en nuestro país.

Para el Imán, la comunidad islámica representa una parte de la sociedad panameña y ven a Panamá como un país democrático donde ellos pueden ejercer todos sus derechos. “Oramos aquí por el desarrollo de las elecciones y el punto común es que queremos que todas las elecciones salgan bien y debemos buscar a las personas más sanas para el beneficio de nuestro país”, expresó a Panorama Católico.

Luego el coro Polifónico Encuentro dirigido por Esteban Carrasquilla interpretó un canto bahaí que se llama “Bendito el sitio.”

El Rabino Gustavo Kraselnik, representante del judaísmo, manifestó en la alocución  que “el pueblo panameño está llamado a escoger a aquellos que tengan la responsabilidad de liderar los destinos de la nación, en el poder legislativo, ejecutivo, como también de sus autoridades municipales”.

Invitó a los ciudadanos a ejercer su voto por los candidatos que consideren más capacitados y comprometidos; que estén dispuestos a erradicar el clientelismo y toda forma de prebenda con el fin de conseguir votos. “Elijan a aquellos que se comprometan a terminar con la corrupción y el reparto de beneficios que van en detrimento del bienestar del pueblo, expresó”.

El comunicado

El comunicado del Comité Interreligiosos fue leído por Paul Bocanegra representante del Soka Gakkai Internacional, Comunidad Budista en Panamá, la misiva exhorta a todos los ciudadanos a ejercer un voto histórico y a conciencia con el fin de cambiar la forma distorsionada en que se desarrolla la política en nuestro país, para recuperar su sentido pleno.

“No podemos dejar en manos de unos pocos el destino de nuestra nación. Debemos todos acudir al llamado de la Patria, para que iniciemos una nueva etapa de la historia nacional, en la que, en medio de la diversidad étnica, religiosa, cultural, ideológica y partidista, emitamos un voto a favor de Panamá”.

También promueve a elegir aquellas personas capaces de consolidar un país para todos; justo, equitativo y de oportunidades, porque “no podemos dejar en manos de unos pocos el destino de nuestra nación. Debemos todos acudir al llamado de la Patria”.

Una Renovación

Por su parte, el Arzobispo Metropolitano, José Domingo Ulloa Mendieta, señaló que en estos momentos “nuestro país necesita una renovación. Y no sólo una renovación política. Necesitamos una renovación moral, espiritual y cultural. Una renovación de las que llevan más tiempo. Porque no se trata aquí de elecciones o de candidatos o de políticas. La renovación a la que nos referimos es una renovación personal, que pasa por cada uno de nosotros y que va impregnando a toda la sociedad.

Recalcó, que “la renovación que nuestra nación necesita empieza en el corazón de cada uno de nosotros. Comienza en nuestras familias y en nuestras comunidades. Esto implica saber quiénes somos, de dónde venimos y por qué estamos aquí. Implica conocer —y vivir— el hermoso plan de Dios para nuestras vidas y para nuestro amado país”.

El encuentro interreligioso donde participaron políticos, miembros de la Junta Nacional de Escrutinio, jóvenes y estudian-tes concluyó con el himno a la alegría de Beethoven y con un saludo de Paz.

Sobriedad litúrgica

Para la realización de las oraciones ecuménicas o interreligiosas, dentro del recinto católico se omite una serie de signos que normalmente se utilizan como la cruz, el candelabro, resaltó el padre, Manuel Ríos Yuil, subdirector del departamento de Liturgia de la Arquidiócesis de Panamá.

“La forma es muy sobria, de forma tal, que se enfatice aquellas cosas que nos unen y no aquellas que de pronto pudieran alejar-nos, el protocolo va por ese lado y que todos somos hijos de un mismo Dios, tal vez no lo llamamos de la misma forma, pero si nos reconocemos como hijos de Él y pedimos que nos proteja”, expresó Ríos Yuil.

Artículo anterior

La alegría de la cincuentena

Siguiente artículo

Nuevas Campanas para Aguadulce