ComunidadJóvenes

Volver a la vida en medio de la crisis

En medio del gran dilema que ha traído el coronavirus a nuestros días, nos llega la oportunidad de poder dedicar nuestro preciado tiempo a pensar. ¿Quién lo diría no? Entre trabajos, estudios, ¡qué difícil es dedicarle un tiempo al simple hecho de pensar!

Pero pensar más allá de las responsabilidades y los planes que tengamos para nuestra vida, pensar un poco más en nuestra vida espiritual.

¿Hace cuánto no disfrutábamos tiempo en familia? Ahora vivimos un retiro familiar forzoso. No podemos escapar de casa, aho- ra tenemos que aprender realmente a con- vivir en familia ¡Punto para el coronavirus!

Un abrazo, una sonrisa ¿Cómo estará ese amigo al que le he quedado mal varias veces? Ahora, ¿cuándo podré ver a esos amigos de la escuela con los que prometí reunirme hace ya mucho tiempo?

Los seres humanos tendemos a pensar que tenemos el tiempo prometido, que siempre tendremos oportunidad después y poco a poco ¡SE NOS VA LA VIDA! Y ni siquiera nos damos cuenta, ahora, mientras noso- tros estamos en casa convivien- do con los nuestros, pasando ese tiempo familiar del que no disfrutábamos hace años. Tal vez poniendo atención a ese proyecto que tenía- mos olvidado o que habíamos aplazado por “estar ocupados” la naturaleza pasa un proceso de renacimiento, los delfines y peces en Venecia, animales corriendo por las calles desiertas de Europa.

Uno oportunidad forzosa para hacer un alto a nuestra vida y dedicarnos a noso- tros, pero, sobre todo a Él.

Que esta crisis sea una oportunidad para volver a nosotros mismos, para agradecer porque gracias a ella también podemos volver a Él, ahora: ¿cuál podrá ser tu ex- cusa?

Artículo anterior

Cuarentena: reto de amor conyugal

Siguiente artículo

“Inteligencia artificial”: uso