Actualidad

Y después de la fase aguda del COVID-19… ¿qué sucede?

Una persona, después de padecer COVID-19 puede quedar con tos crónica y no sabe la razón, le puede faltar el aire, puede sentir que se cansa muy rápido. Además de síntomas neurológicos, dolores de cabeza o el síndrome de fatiga crónica.

Los pacientes que tuvieron COVID-19 deberían estar atentos a su estado de salud y darle seguimiento, en especial de síntomas prolongados, complicaciones o secuelas que pudieran presentar. Si bien no hay guías prácticas o de manejo porque todos estamos aprendiendo a medida que transcurre la pandemia.

Testimonios

PEDRO Urrunaga, labora en el Instituto Conmemorativo Gorgas en el departamento de seguridad, es un paciente que se ha infectado dos veces. La primera vez que le dio COVID-19 fue el 30 de julio, con síntomas como si fuera una gripe: dolor de garganta, fiebre y dolor de cabeza. Lo mandaron a casa en los días estipulados por cuarentena. Esa primera vez, el virus no fue tan severo y no le dio seguimiento a su salud. Vuelve al trabajo y dos meses y medio después se vuelve a contagiar.

El 13 de octubre le hacen el examen y sale positivo. Pedro nos cuenta que, en esta ocasión, su esposa también sale infectada por el virus. Estuvo en casa 3 días, de ahí el médico del centro de salud que le daba seguimiento a su caso, al hacerle la prueba con el oxímetro se percata que sus pulsaciones no están bien y recomienda trasladarlo al hospital modular. Urrunaga expresa que en esta ocasión “tuve mayores complicaciones, perdí el gusto, me dio fiebre por muchos días y dolor de cabeza, además la diabetes se me complicó. En el hospital me pusieron por 8 días respirador, a los 11 días me quitaron todos los aparatos y a los 13 días me dan salida. Actualmente estoy en casa recuperándome. Hoy sigo recibiendo atención médica”.

“Recomiendo a las personas que no tomen esta enfermedad de relajo, es muy peligrosa. Pongan mucha atención a su salud. El COVID-19 vino a matar mucha gente”, un Pedro preocupado recomienda a todos a cuidarse y tomar esta situación de pandemia como algo serio.

AYUDA. Se busca dar seguimiento a los pacientes recuperados.

Yolanda Hackshaw, profesora universitaria, se contagió de la COVID-19 sin salir de su casa. En medio de su angustia, por ser población en riesgo, por la edad y la obesidad, solicitó ayuda a un amigo médico que le recetó un antigripal y antitusivo, pero no le dio seguimiento. Pasaron los días y los síntomas no se le quitaban, muy por el contrario, aumentaron. En ese momento una sobrina le dio el contacto de una doctora en Colombia, la localizó y a partir de ese momento, tuvo a su lado, a pesar de las montañas y los ríos que nos separan, a un ser humano excepcional que no solo se encargó de recuperarla del mortal virus, sino de aliviar su angustia y fortalecer su fe. Hoy agradece a la Dra. Sofía Suárez, por esa sagrada vocación que la lleva a convertirse en la mejor doctora que ha conocido jamás.  Posterior a su recuperación fue a revisar su salud y le descubrieron tres infartos silenciosos, pero no está segura si es por haber padecido COVID-19.

La profesora Hackshaw recomienda a todos los que sufren esa terrible enfermedad que, con Dios en el centro de su vida, usted es invencible, porque Él provee la ayuda idónea y la fortaleza para superar cualquier crisis. Además, aconseja darle seguimiento, por ser una enfermedad nueva, se desconocen la magnitud de las secuelas.

MEDIDAS DESPUÉS DE LA RECUPERACIÓN

El doctor Efrain Brandao, médico general, recomienda que después de levantarse la cuarentena, el paciente debe acudir a su médico de cabecera para que lo examine y pueda determinar la salud física y mental.  Luego que el médico lo evalúa, tanto física como psicológicamente, él determina los exámenes que debe de hacerse para poder darle continuidad al caso y asegurarse de no tener problemas con las complicaciones que puedan aparecer. El galeno explica que las complicaciones por COVID-19 son infinitas, puede presentar afecciones cardiacas, pulmonares, renales, pero también puede haber afecciones psicológicas, que son muy comunes en esta enfermedad por el encierro al cual el paciente está sometido. Luego de que sales del virus, sufre el temor de volver a enfermarse y llegar a complicarse.

ATENCIÓN. Se atenderán pacientes con certificación Post COVID recuperados, que sean referidos por personal médico.

RECOMENDACIONES

“El médico es el que determina qué debe hacer el paciente para darle seguimiento después que se contagió, dependiendo de la sintomatología que presenta, le manda a realizar algunos exámenes como: tomografía computarizada, electrocardiograma, prueba del dímero D, prueba de electrólito, hemograma, orina, entre otros”, expresó el doctor Brandao.

Además, existen un sin fin de vitaminas que usted puede tomar antes, durante o después del paciente con COVID-19, pero la principal vitamina se adquiere principalmente con una buena alimentación, abundante agua y hacer ejercicios. También se recomienda la oximetría de pulso en el hogar para controlar la disnea, nombre que se le da en la medicina a la dificultad para respirar.

CSS innova con apertura de Clínica Pos-COVID 19

La Caja de Seguro Social (CSS) inauguró en el mes de septiembre la primera Clínica pos-COVID, ubicada en la Policlínica «Dr. Manuel Ferrer Valdés», en Calidonia, con el fin de prestarle servicios integrales a los pacientes con certificación pos- COVID recuperados, que sean referidos por personal médico de las instalaciones donde hubiesen estado hospitalizados, tras considerar que pudiera haber secuelas.

APERTURA. La Caja de Seguro Social inauguró la primera Clínica Post COVID.

El director general de la CSS, Dr. Enrique Lau Cortés, resaltó que esta iniciativa es única en la región, y debido a su importancia se impulsa para que sea replicada en el resto del país. Indicó que entre las razones por las que se decidió implementar este servicio de salud, es que se observó que algunos pacientes recuperados, presentaban condiciones que no se le habían manifestado a la fecha de haber contraído COVID-19, referentes con la salud mental, tales como: llanto fácil, irritabilidad, insomnio, somnolencia o intentos de suicidio, razón por la que se estableció esta atención especial. Además de problemas neurológicos como: problemas para caminar, debilidad en los miembros, problemas para levantarse, para hacer sus labores cotidianas, así como afectaciones en los pulmones, por las que los afectados se agitaban fácilmente

Síntomas pos-agudos del COVID-19 varían ampliamente

 Los pacientes ingresados con COVID-19 tienen una afectación cardíaca clínicamente significativa; la afectación oculta puede ser incluso más frecuente. Las complicaciones cardiopulmonares incluyen: miocarditis, pericarditis, infarto de miocardio, arritmias y embolia pulmonar; pueden presentarse varias semanas después del COVID-19 agudo.

Ubicación de las clínicas pos-COVID:

Panamá:

– Policlínica Dr. Manuel Ferrer Valdés, Calle 25 Calidonia

– Policlínica JJ Vallarino, Juan Díaz.

Panamá Oeste:

– Policlínica Dr. Santiago Barraza, en La Chorrera.

Herrera:

– Policlínica Roberto Ramírez De Diego, en Chitré.

Los Santos:

– Policlínica Dr. Miguel Cárdenas Barahona, en Las Tablas.

Colón:

– Policlínica Dr. Hugo Espadafora Franco, en Coco Solo.

Chiriquí:

-Hospital Dr. Rafael Hernández, en David.

Bocas del Toro:

-Hospital Dr. Raúl Dávila Mena, en Changuinola.

Artículo anterior

El Papa renueva compromiso para erradicar abusos sexuales y de poder

Siguiente artículo

Tiende tu mano al pobre