ActualidadChitréDiócesis

50 años caminando con Jesús Nazareno

No cabe duda que con el pasar de los años esta cita con el Nazareno, “el atalayita”, como suelen llamarle algunos, ha tomado gran importancia, no sólo para la comunidad del Rosario en la diócesis y áreas vecinas, sino para otros pueblos cercanos. 

Para el párroco de la parroquia Nuestra Señora del Rosario, padre Agustín Arraiza, es la oportunidad de meditación y reflexión en el tiempo de Cuaresma, y es también una llamada a la conversión, que refuerce la fe de quienes acuden cada año a este encuentro con Jesús de Nazaret. “Que el Señor nos conceda esta gracia”, afirmó. 

Este acto religioso, al inicio de su práctica, solo contó con una pequeña asistencia de peregrinos, pero hoy en día se ha convertido en uno de los actos más solemnes que refleja ese caminar pastoral de esta diócesis. 

En el año 1970 inician las pro- cesiones de Jesús Nazareno. Ante el interés que el pueblo mostraba por esta festividad, y ante el hecho de que muchas personas, devotas del Nazareno, no podían ir hasta la Atalaya, se fijó el Segundo Domingo de Cuaresma como fecha oficial para la celebración de esta festividad. 

Su recorrido es por toda la Ave. Herrera, hasta llegar a la Parroquia Nuestra Señora del Rosario en donde Monseñor Rafael Valdivieso Miranda presidió la solemne eucaristía, concelebrada por el párroco de la parroquia Nuestra Señora del Rosario, padre Agustín, y los padres agustinos. 

Monseñor Valdivieso resaltó que el fervor religioso mueve a gran cantidad de fieles a peregrinar cada año y manifestar su agradecimiento a Jesús de Nazaret por la protección, además de las miles de gracia que le prodiga. 

Artículo anterior

Escolares sin motivación

Siguiente artículo

¿Cuándo se escribió la Biblia?