ChitréDiócesis

57 años de evangelización y pastoral diocesana

Han pasado 57 años de misión en la diócesis de Chitré, territorio de aproximadamente 6,150 km2.

En las parroquias, los Encuentros Juveniles, el Movimiento de Cursillos de Cristiandad, los grupos de Matrimonios en Victoria, y Renovación Cristiana, se convierten en esa voz de aliento para los feligrses interioranos.

La parroquia de San Atanasio en la Villa de los Santos, y Santo Domingo de Guzmán en Parita, son el ejemplo de esa Iglesia viva que ha transitado por siglos en estas tierras herreranas y santeñas, aportando un cúmulo de elementos culturales importantes a la religiosidad diocesana.

La evangelización se remonta al período hispánico, cuando la fe llegó a estos pueblos. Como es costumbre, fundadas las primeras comunidades también se erigían los primeros templos y se iniciaba la vida religiosa en las tierras de Azuero.

Pero no fue hasta el 21 de julio de 1962, cuando el Papa Juan XXIII, mediante la bula “Danielis Prophetia”, erigió esta diócesis señalando como sede la ciudad de Chitré. El territorio abarca las provincias de Herrera y Los Santos, extensión territorial que fue desmembrada de la Arquidiócesis de Panamá.

Los primeros pastores a los que se les dio el cuidado de esta nueva diócesis son: Monseñor José María Carrizo (1963-1994), Monseñor José Luis Lacunza Maestrojuán OAR (1994-1999), Monseñor Fer- nando Torres Durán (1999-2013) y su actual Obispo, Monseñor Rafael Valdivieso Miranda.

Cabe destacar que esta región por 40 años ha sido la cuna del “Encuentro Nacional de Renovación Juvenil (ENRJ)”, fundado por el Padre Segundo Familiar Cano, que dio vida a otros encuentros juveniles en otras diócesis del país, y ha generado todo tipo de vocaciones.

Otra fiesta reconocida en esta diócesis es la de Santa Librada y la de San Juan Bautista, devociones con mayor peregrinación.

Artículo anterior

Son 50 años de constante servicio

Siguiente artículo

Celebran 136 años de devoción