Diócesis

A Herrera y Los Santos las une la fe y la solidaridad

Betzaida Toulier U.

En la diócesis de Chitré, como en gran parte del país, se ha sentido un ambiente marcado por el desánimo, la incertidumbre, frustración e impotencia ante la realidad que se vive por estar encerrados por la cuarentena.

Ciertamente hay un número reducido de casos de contagio en Herrera y Los Santos, en comparación con otras regiones del país, pero como dice el Obispo de la Diócesis de Chitré, es necesario que la población no baje la guardia porque en los últimos días han surgido nuevos casos que inquietan, sobre todo, en esta etapa de la apertura del segundo bloque y el levantamiento de la cuarentena.

La Iglesia en Azuero no se ha quedado con los brazos cruzados mientras muchas familias pasan necesidades. Los sacerdotes, en sus parroquias, han acompañado a la feligresía de manera afectiva y efectiva, asegura Monseñor Valdivieso, de manera particular, a familias afectadas fuertemente por la precariedad.

“Han podido recolectar víveres para aliviar la necesidad, gracias a la generosidad de muchas personas”, indicó el Obispo; y a esta iniciativa se han unido comunidades de religiosas que también ha promovido campañas de solidaridad con el hermano necesitado.

Pero también diversos grupos, gremios y movimientos laicales también se han movido a recoger y compartir los productos de primera necesidad para muchas familias que la están pasando mal. 

Dentro de este bloque de afectados están personas humildes que trabajan día a día vendiendo productos  y ofreciendo servicios para poder ganar el sustento diario, afirmó Monseñor Valdivieso Miranda, tras confirmar que otros son los trabajadores que les fueron suspendidos sus contratos de trabajo y no recibían entrada económica durante estos días, sin contar con ahorros necesarios para afrontar estos días.

Acción pastoral 

Pastoralmente, la Diócesis de Chitré ha mantenido la fe de su feligresía a través de las Eucaristías en las comunidades parroquiales. “Como alternativa,  algunas parroquias usan la tecnología (streaming) para transmitir las eucaristías”, comentó.

Cumpliendo con los protocolos, los sacerdotes celebran los funerales con una reducida participación de los familiares. Asimismo mantienen suspendidos la celebración de bautizos y matrimonios. “El pueblo de Dios que peregrina en esta diócesis ha comprendido la situación”, aseguró.

Respecto al tema de la apertura de lo templos indicó que están en el proceso de organización de los comités parroquiales “Covid 19”.  “Hemos estado dando seguimiento a los comités en las parroquias, que están conformando los párrocos cumpliendo las normas de seguridad que exige el MINSA, para poder abrir los templos”, acotó.

Artículo anterior

Cárceles durante el COVID-19

Siguiente artículo

Aparición de cálculos renales