ActualidadLaicos

Adiós al querido padre Manolo

¡Queridos amigos! Como cristiana, mi alma goza por el encuentro de Manolo con Papá Dios, pero mi humanidad no puede evitar estar profundamente triste por la partida física de mi gran amigo sacerdote, a quien tuve la dicha de conocer desde que llegó a Panamá en 1971, y con quien mi familia y yo hemos compartido muchos acontecimientos, nacimientos, bautizos, funerales, cumpleaños, graduaciones, bodas…

A mí particularmente me administró la para que junto con la comunidad, oraranpor el restablecimiento de mi salud si era voluntad de Dios, y siempre lo hizo con una palabra de aliento. Ese video se lo tomé en una de sus salidas del hospital, cuando lo visité y pedí muchos saludos para sus fans…

Estoy triste, pero no puedo darme el lujo de llorar, porque se me tapa la nariz, y no puedo recibir el oxígeno…

Por eso, tengo que recordar también una frase que en mis años difíciles, Manolo me decía: “Si lloras, no podrás ver las estrellas”… Así es que de ahora en adelante, cada vez que mire al firmamento, y vea una estrella, recordaré que su vida ha dejado una estela de luz, y que aún sigue iluminándonos con sus pensamientos y su sentido del humor.

Artículo anterior

Don Bosco, un hogar donde se acoge a fieles, devotos y peregrinos en la fe

Siguiente artículo

Treinta años de caminar agustiniano Celebran en Santa María las patronales de Nuestra Señora de la Asunción