ActualidadDiócesisPanamá

Alegría en la Consagración del templo Inmaculada Concepción

Feligreses de La Chorrera esperaban, el sábado 30 de noviembre, con alegría y expectación ante las puertas de la renovada Iglesia Inmaculada Concepción, para ser testigos de un memorable momento, la dedicación de este templo mariano y la consagración del altar de su parroquia. 

El inicio de la celebración de bendición comenzó con las palabras de bienvenida de Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, acompañado del párroco Jorge Rivera, entre otros sacerdotes y diáconos de la Arquidiócesis.

“La dedicación de un templo al Señor es siempre motivo de profunda alegría y detenida reflexión para la Iglesia y aún para toda la comunidad civil”, afirmó Monseñor Ulloa en la homilía.

Haciendo referencia a palabras dichas por San Agustín, afirmó que “así como se exige trabajo en la construcción del edificio, los fieles que somos la casa de Dios también nos vamos edificando durante esta vida, para ser consagrados al final de los tiempos”.

Aseguró que para levantar a los hombres es preciso levantar templos. “Un pueblo sin templos visibles, difícilmente podrá levantar sus ojos a lo invisible. Y si no levantamos los ojos al cielo, nuestra vida terrena se vuelve asfixiante y monótona”, reflexionó

 Ulloa ante los fieles.

Sentido de pertenencia

“Hemos recibido por medio de este momento, más gracias de parte del Señor, a toda la comunidad. Vemos como ha ido aumentando el fervor y la espiritualidad de cada feligrés, que conlleva mayor entrega a la vida de la Iglesia, tanto en servicio como en oración”, manifiesta con emoción Lourdes de Pilides, laica comprometida de la parroquia.

Para el párroco Rivera, este momento ha servido para que la comunidad profundizara sobre la construcción, pero de esa Iglesia interior que ha ido creciendo en amor a Jesús y a su madre, bajo la advocación de la Inmaculada Concepción.

“Debemos renovar nuestra misión de evangelización en la Chorrera para anunciar la Buena Nueva y el amor de Dios a aquellos que aun no lo conocen”, expresó el sacerdote.

Agradeció a toda la comunidad que trabajó con mucho sacrificio por esta obra de reconstrucción, así como también para organizar cada detalle de este momento que vivieron con profunda alegría.

Patronales

Hoy, desde las 8:30 a.m., se reunirán para rezar el Santo Rosario y seguidamente la santa eucaristía patronal por la solemnidad de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción.

Artículo anterior

Muerte, ¿dónde está tu victoria?

Siguiente artículo

Familias colonenses se preparan para la Navidad