Colón – Kuna YalaDiócesis

Año jubilar trae indulgencias

Con motivo de la celebración de los 30 años de la Diócesis de Colón-Kuna Yala, Monseñor Manuel Ochogavía Barahona, declaró el año jubilar para esta diócesis, que inició con la lectura por parte del Canciller, Padre Manuel Arcía en la Parroquia San José; posteriormente se dio la procesión hacia la Catedral de la Inmaculada Concepción lugar en el que se leyó el decreto, y se abrió la puerta santa, oficializada para este año jubilar.

Dicho año Jubilar inició el 15 de diciembre de 2018 y concluye el próximo 19 de diciembre de 2019, por lo que monseñor Ochogavía

Exhortó a todos los fieles a aprovechar las peregrinaciones a los diferentes templos como un tiempo de retiro espiritual en el cual busquen la confesión, la meditación de la Palabra de Dios y la comunión Eucarística.

Atendiendo a lo establecido en este decreto, podrán obtener el don de la indulgencia plenaria los fieles cristianos que estén verdaderamente arrepentidos de sus pecados, y que cumplan debidamente las condiciones acostumbradas (confesión sacramental, participación en la Eucaristía y comunión, recitar el Símbolo de la Fe y oración por las intenciones del Papa),

y participen en los actos y lugares que a continuación se indican con la intención de recibir la indulgencia.

Los fieles que participen en la Santa Misa durante el Año Jubilar en alguno de los siguientes templos jubilares: Santa Iglesia Catedral-Basílica de la Inmaculada Concepción en Colón, Iglesia Parroquial de San Judas Tadeo, Iglesia Parroquial de Niño Jesús de Praga, en Buena Vista, Iglesia Parroquial de Santo Cristo de Esquipulas, en Coclesito, Iglesia de San Lorenzo, en Chagres, Iglesia de Sagrado Corazón de Jesús, en Kuna Yala, Iglesia Parroquial de San Felipe – Santuario de Jesús Nazareno de Portobelo, recibirán indulgencias plenarias y parciales, para lo cual todos los fieles deben vivir la reconciliación.

“Que durante este año cada una de las parroquias de la diócesis, acuda en peregrinación a la Catedral de la Inmaculada Concepción”, dijo Monseñor Ochogavía.

En su intervención, les invitó a vivir y celebrar el año jubilar mirando el pasado con gratitud, viendo el presente con responsabilidad y el futuro con esperanza.

Este territorio se ha visto bendecido con el testimonio de tantos hombres y mujeres, sacerdotes, consagrados, y fieles que han animado y acompañado al pueblo santo de Dios, promoviendo la vida sacramental, la comunión con los Pastores y con la Santa Sede, la promoción de la verdad que enseña la Santa Madre Iglesia, con gran espíritu misionero y de opción por los pobres.

Acompañaron a Monseñor Ochogavía en esta celebración sacerdotes y feligreses de esta diócesis.

Hace 30 años mediante la Bula Ad Perpetuam Rei Memorian del Papa San Juan Pablo II se creó la Diócesis de Colón-Kuna Yala, segregándola del Vicariato Apostólico del Darién y le concedió quedar bajo el Patrocinio de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, siendo su primer Obispo Monse-ñor Carlos María Ariz Bolea, de la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, Claretianos.

Artículo anterior

“Gracias Señor... he sido inmensamente feliz”, Monseñor Ulloa

Siguiente artículo

Vive Laudato si’ en las parroquias