Uncategorized

Aprenden a vivir siendo siempre mejor

Un scout es un muchacho carácter, lleno de confianza en sí mismo, de voluntad, valores y de un sano vigor corporal.

Muchos entran desde niños a vivir la experiencia y se capacitan para servir con lealtad a Dios y a la patria, hacen por lo menos una buena acción a alguien cada día.

Existen más de un millón de grupos de scouts en todo el mundo. Los Scouts de Panamá forman parte de este movimiento educativo integrado por niños, jóvenes y adultos.

Ayda Picado se hizo scout cuando tenía 18 años en Nicaragua, ha viajado por toda Centroamérica y por otros países de América del Sur. Gracias a un amigo, también scout, viajó hasta Panamá; hoy sirve como dirigente colaborando en la Manada de los Lobatos y Lobeznas del Grupo 28, Los Paladines de San Judas Tadeo.

“Puedes entrar en cualquier momento de tu vida, siempre tienes la posibilidad de aprender algo bueno. Es realmente una hermandad la que vivimos.”

Así lo manifestó Ayda, conocida por toda la Manada como Kaa, la serpiente del Libro de la Selva. Cada dirigente educativo es identificado con un personaje de este clásico de Disney y siguen sus enseñanzas a través del juego.

El pasado domingo, celebraron el día de su patrono, san Francisco de Asís. Los Paladines de San Judas Tadeo recibieron a tres Grupos Scout del corregimiento de Panamá Este para compartir la Celebración de la Palabra y disfrutar juegos que implicaban el contacto con el agua y la tierra. 

Relación con la Iglesia Católica

 En 1908 el anglicano Lord Robert Sthephenson Baden-Powell publicó el manual «Escultismo para muchachos» dejando indicado que una de las funciones de esta pedagogía implicaba «el sentido de Dios». Este fue el punto de partida para crear este movimiento, a partir de 1911 comenzaron a crearse en Francia los primeros grupos de scouts católicos.

Gracias al Maestro José Mercedes Villamil se creó la Fundación del Cuerpo de Exploradores de Panameños en 1914. 40 años después, el sacerdote Francisco Javier Sáenz, c.m. presentó la primera Personería Jurídica para el cambio de Asociación de Scouts de Panamá.

Desde sus inicios con la Iglesia catolica, en procesiones como la de San Judas Tadeo y la de Don Bosco, han dado siempre su apoyo. Precisamente en una Cita Eucarística un Rover Scout del Grupo No. 5 perdió la vida en ejercicio de sus funciones de servicio.

Artículo anterior

Un matrimonio casto defiende el amor

Siguiente artículo

Frailes agustinos profesan votos