ActualidadDiócesisPenonomé

Artesanos penonomeños conservan arte del tallado de piedra de jabón

Artesanos del sector de La Mina dela comunidad de Membrillo llevan más de 50 años en confeccionar la reconocida piedra de jabón o belmont. Son valiosas obras de arte, famosas a nivel nacional e internacional.

Calixto Rodríguezes oriundo de esta comunidad vive de la artesanía, al igual que otros moradores de esta comunidad, un oficio que genera entradas económicas y que ha trascendido a muchas generaciones.

Este morador de Membrillo explica que el trabajo de extracción y posterior tallado se realiza en hermandad. “Cada artesano saca su material, y no hemos tenido conflictos entre nosotros porque esta tarea siempre se realiza en fraternidad” manifestó.

Rodríguez recuerda que en 1965, el señor Lorenzo Martínez que se dedicaba a trabajos de artesanías en madera encontró la singular piedra y decidió tallarla descubriendo su utilidad, la que más tarde le generó ingresos económicos.

La piedra de origen volcánico es fácil de tallar y se encuentra en la comunidad de Membrillo, de donde se extrae el material que se ha convertido en el sustento económico de muchas familias campesinas que no tienen otro ingreso familiar.

Proceso de Tallado

Muchas familias de las comunidades de Membrillo son expertas en tallar la piedra de jabón. Saben cuándo extraer la piedra. Se aseguran que las condiciones climáticas sean buenas, y que no este lloviendo, pues como tienen que trabajar bajo la tierra escarbando, no hay peligro de quedar sepultados.

Entre las herramientas que  usan para esta extracción están: la coa, pala y piqueta y una vez sacado el pedazo de roca para darle el primer recorte es usado el machete y el serrucho, explica Calixto Rodríguez.

En el tallado es importante la imaginación, y una diversidad de cuchillos para dar forma a la imagen, comenta Rodríguez. Comenta que siempre tiene un saco de plástico que usa para frotar la pieza y alisarla, y por último aplica el barniz para dar el acabado final a la obra tallada.

El período de confección depende del tamaño de la obra, puede ser desde 5 días o más según el trabajo que se considera hacer.

Calixto, asegura que ha confeccionado imágenes religiosas de Santa Librada, Virgen de Guadalupe, San José, nacimientos, entre otras figuras. Los precios son relativamente cómodos dependiendo del trabajo que le guste al comprador.

En su casa recibe visitas por personas algunos turistas que buscan conocer e interactuar con el proceso de tallado.

Artículo anterior

Muy ocupados con la vida

Siguiente artículo

Misioneros en salida