Comunidad

Autolesionarse, una tendencia juvenil que toma fuerza

El autolesionarse, fenómeno conocido también como el trastorno del ‘Cutting’, está tomando fuerza entre la juventud panameña. Se ha convertido en una práctica que en los últimos tiempos crece entre adolescentes y jóvenes.

Es una conducta compulsiva que lleva al joven a rayarse los brazos, antebrazos, abdomen, muslos y piernas con objetos filosos para calmar su ansiedad.

De acuerdo con Carmen Ariza, psicóloga de la Unidad Local de Atención Primaria de Salud, (ULAPS), ubicada en Capira, existe un registro en la instalación de al menos diez jóvenes a quienes se les ha identificado este trastorno.

La experta detalla que los jóvenes incurren en este fenómeno con el fin de ocultar sus emociones, y las edades oscilan entre los 10 a 25 años.

Explicó Ariza, que los jóvenes y adolescentes que practican el ‘Cutting’ buscan un alivio a sus sentimientos de arrepentimiento, remordimiento, tristeza y depresión, por lo que además,

tienen altas probabilidades de intentar suicidarse. 

Se cree que las causas son generalmente ocasionados por abuso sexual, físico o emocional, identidad sexual, bullying escolar, violencia intrafamiliar, estrés, ruptura amorosa, ansiedad o depresión.

Las características son notorias, por lo que se recomienda prestar mucha atención a las siguientes conductas: cambios en la forma de vestir, ropa larga o uso de bisutería para tapar las lesiones; aislamiento; quemarse la piel; golpearse la cabeza; morderse; arrancarse el cabello y arañarse.

Frente a estas conductas compulsivas se debe actuar a tiempo, ya que el adolescente desconoce su anatomía y podría lesionarse alguna arteria importante.

Artículo anterior

Espiritualidad y migrantes

Siguiente artículo

La presencia viva de Jesús en la santa Eucaristí