Uncategorized

Avanza proyecto de ampliación

La parroquia Niño Jesús de Praga ubicada en el corregimiento de Buena Vista, empezó con la construcción de la iglesia el 29 de junio de 1952, siendo el párroco en ese momento el padre Nicolás Alonso y participó Monseñor Preciado en dicha bendición. 

En la reciente solemnidad del Niño Jesús de Praga, celebrada el 25 de enero, estuvo presente Monseñor Manuel Ochogavía Barahona. 

Son trece los sacerdotes que han pasado por esta comunidad. A 68 años de su fundación, la población y con ello la parroquia, ha crecido. 

El padre Carlos Rodríguez, el párroco actual, asegura que su misión es continuar con el proceso de fortalecer los grupos pastorales existentes, caminar con los jóvenes y apoyar a las 18 comunidades que conforman esta parroquia. 

Cada año, aproximadamente, 150 niños reciben la primera comunión y 100 jóvenes reciben el sacramento de confirmación. 

En los últimos siete años se han realizado diferentes actividades, y recibido donaciones, con el objetivo de generar los fondos para iniciar este proyecto. 

En octubre de 2019 se estableció el Comité Pro-ampliación de la iglesia Niño Jesús de Praga, conformado por un miembro del sector de la parroquia y un equipo integrado por los coordinadores de pastorales de la sede parroquial, además del ingeniero, maestro de obra, arquitecto y los asesores que son Ad-honoren. 

A 40 días de haber iniciado la obra, se cuenta con las dos naves de los laterales y la parte frontal. El trabajo ha sido rápido y con mucha colaboración de parte de la feligresía, tanto en ingeniería, arquitectura, mano de obra y ayudantes. 

La inversión actual es de B/.60,000, aproximadamente. Dentro de los requerimientos contemplamos: medidas de seguridad para la feligresía, una rampa para las personas con discapacidad y mejor comodidad para todos. 

El proyecto se encuentra en la culminación de su primera etapa, “Se establecieron tres fases, aun falta mucho, pero los trabajos siguen a través de actividades y las donaciones se puede hacer posible este proyecto”, explica el sacerdote. 

La siguiente fase es la ampliación hacia la parte de atrás, que conlleva, la confección del nuevo altar, la nueva Capilla del Santísimo y la sacristía. Y finalmente todos los acabados. 

Artículo anterior

Nuestra amistad con Jesús

Siguiente artículo

Dios nos ama desde siempre