Colón – Kuna YalaDiócesis

Buscando la integración familiar

“¿Qué es y para qué es la conversión pastoral?”, fueron las interrogantes que se presentaron en el taller dirigido a agentes de pastoral familiar y a sacerdotes, que contó con la participación del Padre Antonio José Velásquez, Secretario Ejecutivo del Consejo de Familia, Vida y Juventud del CELAM, como expositor. Este evento organizado por la Pastoral Familiar de la Diócesis de Colón-Kuna Yala se llevó a cabo en Margarita, con el objetivo de brindar herramientas para la integración de las familias que no participan en la Iglesia de las distintas comunidades.

De igual forma se compartió sobre la exhortación del papa Francisco sobre la Alegría del Amor en la Familia y se reflexionó sobre puntos principales en este documento. De acuerdo con el Padre Antonio, la invitación que hace la Iglesia de una apertura para el acompañamiento y para responder pastoralmente, es la colaboración que debe haber entre pastoral familiar, sacerdotes y obispos.

Velasquez destaca que esta misión de acompañar de una manera directa, apoya al obispo en este servicio, y responde pastoralmente a cada una de las necesidades que van teniendo las familias que hacen vida en una comunidad, no únicamente las familias que existen, en especial las familias que están alrededor, que reflejan la comunidad parroquial.

Esto permite ver en qué situaciones o realidades particulares viven. “Se trata de tener como sacerdotes, esa sensibilidad, esa disponibilidad de invitar a poder soñar, de escucharles y sobre todo, la gran invitación o desafío que tenemos de integrarlos en la vida de la Iglesia reconociendo que hay realidades particulares, Deben sentirse sanados por el amor misericordioso de Dios que les transforma, que les renueva y que les hace sentir parte de una comunidad y que no es una iglesia que se aísla, de puerta cerrada, que les conde-na, sino una Iglesia que les acoge desde la misericordia y más aún desde la corresponsabilidad y participación en la comunidad cristiana”, puntualizó Velásquez.

Artículo anterior

Bebés y chaleco simulador de embarazo

Siguiente artículo

Los corruptos vamos a misa