Actualidad

Caminando de la oscuridad a la luz con la Palabra de Dios

El salón McGrath del Arzobispado de Panamá, se convirtió en casa de una comunidad dispuesta a profundizar la Palabra de Dios con fe, con motivo de la semana Bíblica que realiza la Arquidiócesis en el Mes de la Biblia, como repuesta a los retos de nuestro tiempo para evangelizar y brindar formación permanente a todos los bautizados.

La clave para esta formación Bíblica fue “Emaús, Itinerario de la oscuridad a la luz”, dirigido por el expositor, padre Danilo A. Medina, SSP y centrada en el evangelio de Lucas 24, 13-37. La semana de estudio se desarrolló del 9 al 14 de septiembre y congregó a más de 700 personas en turnos de la mañana y la tarde, provenientes de distintas parroquias de la Arquidiócesis. Además contó con 28 sacerdotes y dos religiosas durante una jornada especial para ellos.

En cada jornada los asistentes escudriñaron el relato de Emaús desde distintos criterios de análisis, iniciando con la figura del evangelista San Lucas, cuál era su origen, quiénes eran sus amigos, qué tipo de trabajo realizó, cómo captó la información que lo lleva a escribir su Evangelio y los Hechos de los apostóles, quiénes fueron sus  fuentes y qué estilo usaba en la narración. Otros aspectos analizados incluían la estructura y el género literario, la historicidad, unidad y coherencia, además de su enfoque, su sensibilidad y su diferencia con los demás evangelistas.

Sobre la formación

En su intervención el padre Danilo Medina dijo a los presentes ques el Evangelio de San Lucas es uno de los testimonios más ricos y más completos de la vida, las acciones y enseñanzas de Jesús, como de los primeros tiempos de la iglesia. El expositor indicó que mientras otros evangelios sólo se quedan en la vida de Jesús, Lucas en la segunda parte de su obra que se llama el Libro de los Hechos de los Apóstoles narra los inicios, la fundación y la expansión misionera de la iglesia en los primeros tiempos.

San Lucas: un Gentil convertido al cristianismo.

San Lucas representa el mundo de los laicos, representa al mundo de los paganos, él no es del mundo judío, su perspectiva es universal, que tal vez aprendió de San Pablo y que no encontramos en los otros evangelios.

El padre Danilo Medina explica que San Lucas, es el único evangelista de origen pagano o gentil (no Judío), quien desde su corta edad recibió una sólida formación intelectual y posiblemente también desde joven se convirtió a la fe cristiana hacia el año 40. Es uno de los evangelistas que posee más texto en el nuevo testamento, 24 capítulos del evangelio y 28 capítulos en el libro de los Hechos.

Su escrito “Hechos de los Apóstoles”, es prácticamente el gran texto de la misión, es el manual que la iglesia debe seguir para la evangelización de todos los tiempos, “Eso que fue en su momento válido con los primeros apóstoles, como San Pablo que tiene un protagonismo grande, brinda ahora las pautas para la evangelización de aquí en adelante y en todos los tiempos de la iglesia”, recalcó el Padre Daniel Medina.

También comentó que San Lucas era médico de profesión y un colaborador muy cercano y apreciado por San Pablo; según sus propias narraciones en los Hechos de los Apóstoles, se sabe que quien acompañó a San Pablo fue San Lucas en su segundo y tercer viaje misionero propagando con él la luz de la Buena Nueva.

Era Amigo de Pablo Danilo Medina, profesor de la Universidad Javeriana y San Buenaventura, Bogotá, Colombia, narra que San Lucas estuvo cerca de Pablo en los momentos difíciles de su cautiverio, primero en Cesárea y luego en Roma manifestando un gran espíritu de servicio y fidelidad, por lo que podría considerarse que era muy cercano tanto como un amigo.

Era un Historiador

Medina, conocedor de la vida del San Lucas, señala que fue un historiador cuidadoso y un evangelista animado por la fe, en cuanto que no sólo quiere narrar una historia, concienzudamente y con conocimiento de causa, sino que desea, ante todo, hacer explícita la relación existente entre aquello que narra y “los testigos”, que fueron también “ministros de la Palabra” y dan el más válido fundamento a la fe de los cristianos.

Lucas describe dos fuentes esenciales en toda su obra, las orales y los documentos escritos. En las fuentes orales destaca a Teófilo, personaje que puede ser un amigo o una comunidad a la que siempre se dirigía en sus escritos.

Estilo Literario

El expositor aclara que debemos entender que cuando leemos los evangelios de Lucas, hay una diferencia con los de Mateo y Marcos (que son sinópticos), aunque narre los mismos hechos, Lucas lo hará con una sensibilidad, estilo de perspectivas originales, de acuerdo a su propia personalidad y preparación, y también a las características particulares de su comunidad de origen. Lucas escribió su evangelio en griego y con un estilo muy elegante y al mismo tiempo sencillo y de fácil comprensión, agrega el experto en Biblia.

Asimismo afirma que San Lucas revela ser un escritor culto que posee óptimo dominio de la lengua griega. Otra característica en su

estilo es su delicada sensibilidad, en su atención a los detalles, en su amor a la precisión. En sus narraciones ofrece datos particulares de personas y sus reacciones psicológicas: duda, admiración, deseo, asombro, aspiraciones etc. La Hermana Rosmery Castañeda, Directora de la Pastoral Bíblica y del Instituto de Formación de Agentes.

Artículo anterior

Reconocen su entrega y servicio a la Iglesia panameña

Siguiente artículo

Un carisma de oración y evangelización