JMJ Panamá 2019Noticias

Catequesis preparatoria, justa y necesaria

Es fundamental para poder vivir la Jornada Mundial de la Juventud, que todos, como católicos, estemos formados. Para ello, la Dirección de Pastoral de la JMJ trabajó durante meses la cartilla que contiene las catequesis formativas,  con 12 temas que deben ser del conocimiento y manejo de todos.

El Padre Miguel Angel Keller señala que aunque como país sede se reconoce que temas de logística, alimentación y alojamientos son importantes, no podemos dejar atrás la realidad de este evento que es la evangelización. “El Papa viene a evangelizar a los jóvenes y a través de ellos, a todo el que quiera escucharle, por eso, estas catequesis vienen a fortalecer ese aspecto espiritual”, dijo.

Están diseñadas en torno al tema de los jóvenes, su situación, sus problemas y desafíos; el otro es el de la Virgen María como modelo y Madre de la Iglesia, por lo que  el Papa Francisco ha querido que esté presente en la jornada y que nos fijemos en ella; el tercer tema es la ecología y el cuidado de la casa común que tanto preocupa y que es responsabilidad de los jóvenes que son los que van a  dejar a los que vengan detrás, un mejor o peor mundo; y el último tema es la Iglesia, pero una iglesia pobre y de mártires, una iglesia que va a abrirse y a acoger a los peregrinos.

Cada catequesis sigue el modelo ver,  juzgar y actuar, por lo que  no son lecciones para aprender de memoria, se trata de ver la realidad de los jóvenes, del mundo de la iglesia, de María,  y a la luz de la fe,  entender,  iluminar e  interpretar esa realidad para que nos lleve a actuar,  a un compromiso de vida práctico.

Las catequesis se dirigen a los jóvenes, pero también a todas las personas de buena voluntad que quieran utilizarlas; adultos y familias, grupos y movimientos porque son temas que nos interesan a todos.

El sacerdote destaca además que las cartillas servirán a creyentes y no creyentes, así como para que el que quiera escuchar la visión cristiana de la juventud, el mundo, la ecología, la vida, la pobreza.

Para los grupos de jóvenes que participarán como peregrinos de la Jornada Mundial, será necesario. En las parroquias,  familias, y hasta en las escuelas, se deben tocar estos temas, según destaca el Padre Miguel.

Agrega que se ha hecho un esfuerzo grande para que los costos sean bajos, porque se busca que sea un regalo valioso que se pueda utilizar en todos lados. “Ojala llegue a mucha gente y les ayude a esta preparación”, resaltó.

Además están dispuestos a ir a las vicarías para orientarles y explicarles  un poco la utilización de las catequesis, aunque piensa que no va a ser necesario porque están diseñadas de una manera sencilla que permite el uso fácil de las mismas.  “Se mira la realidad, se dialoga,  se comparte, hay puntos de reflexión, y por último se llega a un compromiso concreto, que podemos y debemos hacer”, puntualizó.

Artículo anterior

El Evangelio sale de Jerusalén

Siguiente artículo

El carácter hogareño de la Navidad