CulturaVariedad

Como Jesucristo… forzados a huir

Sabemos que esta pandemia nos encuentra en condiciones diferenciadas según nivel económico. Antes de la pandemia, las personas migrantes pasaban en promedio una semana en las estaciones migratorias de Panamá, pero desde que el país decretó las medidas para la contención del COVID-19 se ven obligadas a permanecer en esos centros hasta que se autorice la apertura de las fronteras, lo que cambia su itinerario de viaje y les genera incertidumbre sobre el período que estarán en ese país mientras ven cómo se van agotando sus escasos recursos.

Hemos escuchado por los medios que en Panamá existen cuatro estaciones de recepción migratoria, tres de estas se encuentran en la provincia de Darién y la cuarta en Los Planes de Gualaca en la Provincia de Chiriquí, limítrofe con Costa Rica. Las cuatro estaciones albergan personas migrantes entre hombres, mujeres, niños y niñas de origen caribeño, africano y asiático, en su mayoría de nacionalidad haitiana, congoleña, bangladesí o yemení.

En el marco de la actual emergencia por la COVID-19, estos migrantes son los viajeros más vulnerables del mundo. Muchos ya han estado desplazándose durante meses. No hay estudios sobre las causas de la migración en los países, su origen socioeconómico, su ruta de migración, su destino final, cuellos de botella…etc.

Países aplican cuotas de recepción 

A través de un sorteo, cada país decide a quiénes aplican las cuotas que van a recibir. Muchos migrantes son “expulsados” de sus países por una situación de hambre, miseria y exclusión provocada por un sistema económico discriminatorio.

Causas de migración

Las últimas décadas también han surgido migrantes por condiciones climáticas en sus países, persecución religiosa y étnica/racial. Las autoridades, organismos internacionales y hasta la misma iglesia, sólo temporalmente, desde una perspectiva humanitaria, pero no se ataca ni se denuncian las causas.  

Pensamiento social de la iglesia

La Doctrina Social de la Iglesia establece el “derecho a emigrar y el derecho a no emigrar”. El Papa Pío XII en la constitución apostólica Exsul Familia (Sobre el cuidado espiritual del migrante) reafirmó que los migrantes tienen el derecho a una vida de dignidad y también de migrar.

Protección de los migrantes 

LLAMADO. Dignificar al migrante.

Juan Pablo II lanzó (20 Nov 2003) un llamamiento a promover «la dignidad del hombre, del emigrante y del refugiado» urgiendo a los Estados a que se adhieran a la Convención Internacional para la Protección de los Derechos de los Trabajadores Emigrantes y sus Familias.

En Panamá: 2,500 varados 

Panamá, como muchos otros países, ha decretado la restricción de movilidad para mitigar la diseminación del COVID-19.  Cerca de 2,500 migrantes se encuentran varados en tres estaciones de recepción de migrantes. La pandemia exacerba las brechas existentes y muy posiblemente, marquen una brecha importante entre la capacidad de las poblaciones para vencer esta crisis. 

Mensaje del Papa Francisco

COVID 19 Medidas en cárceles.

“Extiendo este mensaje, dedicado a los desplazados internos, a todos los que han experimentado y siguen aún hoy viviendo situaciones de precariedad, de abandono, de marginación y de rechazo a causa del COVID-19. Como Jesucristo, obligados a huir. Además de acoger, proteger, promover e integrar a los desplazados internos”, mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado.

Artículo anterior

Papás héroes: los aplausos son para ellos

Siguiente artículo

El Culto Eucarístico