Variedad

Comprometidos a seguir evangelizando las cárceles de Panamá

A casi un mes de recibir la visita del Santo Padre en el Centro de Cumplimiento de Menores en Las Garzas de Pacora, los voluntarios del Centro San Juan Pablo II han podido profundizar en su mensaje, asimilar el llamado que hizo el Señor a través de su Vicario; para asumir con valentía compromisos fuertes y retadores.

Se han comprometido tanto con los centros de cumplimiento de Colón, Herrera, David y Panamá, así como la residencia femenina de la ciudad capital para darles seguimiento. “Desarrollaremos un programa que contempla catequesis formativa, retiros espirituales, además de la celebración de algunos eventos especiales como conciertos católicos durante todo el año”, aseguró Ariel López, director del Centro San Juan Pablo II.

Actualmente están finiquitando detalles del Retiro Pre cuaresmal que llevarán a cabo durante los días del carnaval en el Centro de Pacora. “Durante este retiro  nuestros voluntarios servirán como

predicadores y animadores, los muchachos privados de libertad disfrutarán  también de actividades deportivas y recreativas” agregó López. Los voluntarios responsables son misioneros, docentes, psicólogos, especialistas en diversas áreas que ofrecen su tiempo para colaborar en cada provincia; ellos atenderán las necesidades de los jóvenes participantes.

El director del Centro San Juan Pablo II señala que estos jóvenes han conocido la fuerza del dolor y del pecado, pero  gracias a todo lo que vivieron durante la Jornada Mundial de la Juventud descubrieron la fuerza de la misericordia divina que hace nuevas todas las cosas.

“Ahora esta etapa posiblemente sea la más difícil pero quizás la que más fruto genere, lucharán desde cada centro penitenciario por revertir las situaciones que generan más exclusión” concluyo López.

Artículo anterior

Grandes y chicos oran por enfermos

Siguiente artículo

Arte a favor de la naturaleza