Diócesis

Comunidades pintadeñas solidarias con los más necesitados

José Villarreal

La Parroquia Nuestra Señora de La Candelaria, de la Diócesis de Penonomé, no se ha quedado con los brazos cruzados, mientras muchas familias pasan necesidades y mantiene una campaña bajo el lema: “Recolecta solidaria para la comunidad de Machuca».

Ante la realidad que se vive por estar encerrados por la cuarentena, los religiosos franciscanos ayudan a los hermanos del citado poblado, en el corregimiento de Piedras Gordas, distrito de La Pintada, que continúan a la fecha en cuarentena total y cercos sanitarios, por elevadas cifras de Coronavirus.

DISTRIBUCIÓN. Las donaciones fueron entregadas a las autoridades locales.

 

Fray Martín Centeno, párroco de la Parroquia de La Pintada,  evalúo de positivo la acción solidaria. “En pocas horas, la población se organizó en un haz de voluntades y, en espíritu de hermandad, respondieron al llamado hecho por la iglesia”, dijo.

Agregó que los vecinos donaron alimentos secos, útiles de aseo personal y de desinfección, lo que es una muestra de amor al prójimo- “Nos alegra ese sentido de solidaridad, y más en estos momentos de adversidad por el virus”, resaltó Fray Centeno.

La recolecta se efectuó en toda la jurisdicción eclesial pintadeña, y cada organización guardó las medidas de bioseguridad; mientras los frailes cumplieron con pasar a recoger en puntos de acopios, tal y como se había programado.

Artículo anterior

Champú de cariño y de perdón en la familia

Siguiente artículo

Nada nos separará del amor de Dios