Espiritualidad

Consejos de padre a hijo

Los siguientes consejos ayudarán a sus hijos, a prepararse para cometer menos errores, sobre todo, cuando se tengan que enfrentar en solitario a la realidad de la vida.

Amigos: elige a los que complementen y mejoren tu personalidad, no a los que te arrastren hacia actitudes o actividades de perdedores moral, religiosa o socialmente. 

Comunicación: mantenla con la gente que te importa, recordándoles en sus onomásticas y cumpleaños. Escríbeles o llámales, de vez en cuando, aunque no haya un asunto importante para hablar.

Conducta: mantenla correctamente, tanto en lo relacionado con las normas que te den tus padres, como las establecidas por las leyes civiles, religiosas y sociales.

Formación: aprovecha el tiempo, dedícate a aprender y el que te corresponda, para divertirte o trabajar. En cada edad se deben hacer determinadas cosas. Los hijos que hacen o no hacen las cosas, que corresponden a cada edad, cometen unos errores, que la mayoría de las veces, son irreversibles. Habla con tu padre, para que te indique lo que es propio y lo que es impropio, en cada tiempo.

Humildad: practícala junto a la fortaleza, de mirar a los demás desde su situación y no desde la altura donde crees que estás. El que no sabe servir a otro, no sirve para vivir.

Manipular: no manipules a los padres, ni a los maestros, enfrentándoles entre si, por tus motivos. A la larga se darán cuenta y perderás cualquier privilegio o beneficio, que hayas obtenido con la maniobra. Además, cuando se miente es más difícil que recuperes, el que te crean cuando hablas.

Virtudes y valores humanos: para sentirte mejor y conseguir una convivencia más efectiva entre tu familia, amigos y sociedad, estudia y practica las virtudes y valores humanos: amistad, amor, caridad, castidad, fe, fidelidad, esperanza, honestidad, humildad, justicia, lealtad y respeto.

Artículo anterior

Influencers de Dios

Siguiente artículo

Hablemos de la Vacuna COVID-19