ComunidadEducación

Consejos para ayudar a los hijos en el estudio (II Parte)

Ángeles Carranza | Fuente: Familia y educación

Hay una serie de dificultades típicas en el estudio, en las que nuestros hijos y alumnos pueden caer. Ya sea porque tienen dificultades en la concentración, falta de base, etc.

-Problemas de comprensión. Dificultades en la lectura. Vocabulario pobre

Es el caso del que se ve que se esfuerza pero que no puede. Si le explicas la lección, aprende enseguida. Pero si tiene que aprendérsela él solo con el libro le cuesta mucho. Se siente defraudado, pues no hay resultados.

Consejo: lo que hay que hacer es ayudarle a leer bien corrigiéndole los defectos de lectura y ayudándole a hacerse un cuaderno de vocabulario. Si hay un problema más serio como dislexia, etc., hay que llevarle a un especialista. No vale con estudiar más.

-Lagunas, falta de base

Son los que entienden las matemáticas, por ejemplo, pero fallan en los quebrados, que pertenecen al programa del año pasado cuando estaban enfermos.

Consejo: con estos, hay que dejar de quejarse y ponerse a rellenar las lagunas. Es muy útil un profesor particular o que el hermano mayor se dedique a explicar.

-Ansiedad, angustia. Bloqueo emocional, inseguridad

Hay jóvenes que por un exceso de ansiedad y de miedo a fracasar se angustian. Quizá tras un año de malas experiencias pierden la confianza y se sienten agobiados. Se les distingue fácilmente cuando llegan a los exámenes pues tienen trastornos intestinales, duermen mal, están tensos, les sudan las manos en medio del examen, etc.

Consejo: hay que tratarles de dos maneras: primero, dándoles seguridad, valorando su esfuerzo, reforzando la confianza en que ellos son capaces, reforzando sus pequeños éxitos. Y, después, enseñarles a controlar esa ansiedad, enseñarles a relajarse, mediante algunas técnicas.

Artículo anterior

Los Trilleros: del senderismo a la asistencia social

Siguiente artículo

Parroquia de Changuinola retoma horarios de misas