Variedad

“Cruz peregrina visita a los alejados”

La Jornada Mundial de la Juventud está acompañada por sus dos símbolos: la Cruz del Año Santo y el Icono de la Virgen Protectora del Pueblo Romano (Salus Populi Romani).
A pocos días del gran acontecimiento los símbolos continúan su recorrido como parte de la misión encomendada por Cristo, evangelizar a los alejados. Asumiendo este mandato la parroquia Cristo Rey llevó los símbolos a diferentes lugares de su territorio parroquial llegando hasta el Centro San Juan Pablo II en Calidonia.
Ariel López, director del Centro comentó: “Prostitutas, homosexuales, travestis y enfermos que asisten al centro fueron catequizados días antes de la llegada de los símbolos. Se les habló del poder de la cruz, la cruz como símbolo de salvación, el socorro de la Virgen María, y aunque la mayoría de ellos dicen ser de otras religiones, recibieron la cruz”
“Fui parte de ese momento especial”, comentó Solange Castillo parte, del equipo de la parroquia Cristo Rey. Agregó que las personas que asisten al centro por iniciativa propia, salieron a la avenida con la cruz, hicieron calle de honor y en silencio oraron al aire libre. “Fue un momento propicio para que mas transeuntes se acercaran a compartir y orar, los mismo señores de la calle llevaron por la avenida los símbolos hasta entregarlos en la Fundación Amigos del Niño con Leucemia y Cáncer (Fanlyc)”.

Artículo anterior

María nos da a su hijo Jesús

Siguiente artículo

Cada JMJ renueva el rostro de la Iglesia