ComunidadFamilia

Cuidemos a la familia en esta época navideña

Diciembre es un mes muy especial en muchos hogares;   las familias se reúnen, conviven, viajan, hacen obsequios, ¡en fin! Sin duda es un ambiente muy diferente al resto del año: se pone un aparente énfasis en la armonía familiar.

Sin embargo, vale la pena estar conscientes para que ni antes ni durante ni después de las fiestas, tengamos desagradables sorpresas por no tomar con responsabilidad las advertencias y consejos que se dan en cuanto a los abusos con las comidas, bebidas y horarios demasiados extendidos de las celebraciones.

Los padres de familia son quienes principalmente deben estar pendientes, pues son los responsables de la seguridad, salud y protección integral de la familia, así que pongamos especial cuidado en el ambiente familiar dentro del hogar.

Hay que cuidar  la alimentación y para eso se deben preparar  menús con abundantes verduras y buscar recetas saludables. Pongamos fruta al alcance de los hijos, no los saturemos de golosinas. Aprovechemos el tiempo de vacaciones para hacer caminatas, o practicar algún deporte que nos ayude a quemar calorías y convivir.

Hay que evitar el alcohol u otros vicios, y aprender a disfrutar de los  hijos sin alcohol. Las borracheras nunca dejan nada bueno; mejor pon ejemplo y reglas en tu casa, de eso no te arrepentirás nunca. Recuerda, un ambiente familiar siempre debe ofrecer tranquilidad.

Cuida mucho las salidas. Pon mucho cuidado en el transporte, así como en los horarios fuera de casa. Quienes acostumbran viajar, deberán tener mucho cuidado en mantener en muy buenas condiciones sus vehículos

Asimismo, evitemos las salidas de casa a altas horas de la noche, ya que la inseguridad por delincuencia es un peligro latente en nuestros días.

Artículo anterior

Jóvenes portadores de la fe en Jesucristo

Siguiente artículo

Reconozcamos los valores que definen nuestra relación