DiócesisPrelatura de Bocas del Toro

Desfile: Un mundo de paz y alegría

Como parte de una iniciativa realizada por el Club Activo 20-30 de Changuinola, por séptimo año consecutivo, se realizó el desfile navideño “Un Mundo de Paz y Alegría”, que brilló gracias a la participación de 18 delegaciones, quienes lucieron, por la avenida 17 de abril, sus carros adornados e iluminados andaban al ritmo de las bandas musicales de los colegios.

La Prelatura de Bocas del Toro comprometida con la misión de promover los valores cristianos, se hizo presente en esta actividad, con un carro adornado con luces y música navideña, así mismo con la representación del Nacimiento. Todo se logró gracias a la colaboración de los estudiantes de la Universidad de Panamá y la familia de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús.

“El objetivo que se quiere es mostrar el verdadero sentido de este tiempo, no olvidar el eje central de la Navidad, recordar que Jesús nació en un pesebre. Él nace para quedarse con nosotros y no quiere alejarse de los hogares cristianos, sin embargo, a veces vemos que Jesús ha sido desplazado por el consumismo, donde vale más tener regalos que vivir la experiencia del Salvador”, expresó el padre Bartolome Blaj.

La prelatura está asumiendo el reto de los mensajes del Papa Francisco, de ser Iglesia en salida, capaz de hacer líos en aquellos jóvenes deseosos de la palabra de Dios; de una Iglesia que salga a las calles a demostrar el Evangelio vivo, y para que la sociedad comprenda que la familia tiene un rol importante en la construcción del Reino de Dios.

La Navidad es para conmemorar el Nacimiento del Salvador y reflexionar en familia el gran amor dado por Dios a la humanidad. Por eso, los fieles se animaron a servir con alegría a decorar el carro de la prelatura alusiva a la JMJ Panamá 2019, motivación que les compromete cada día con su Iglesia

Artículo anterior

Padre Segundo Familiar Cano, un instrumento de Dios

Siguiente artículo

Celebran a San Francisco Javier