ChitréDiócesis

Padre Segundo Familiar Cano, un instrumento de Dios

“Padre Segundo Cano… Un sacerdote ungido por el Espíritu Santo”, es un libro testimonial, fruto de los recuerdos, anécdotas y experiencias vividas por el Padre Teófilo Rodriguez junto a este des-aparecido sacerdote. Es además un homenaje en las Bodas de Oro de la Renovación Carismática, agrupación de la Iglesia Católica, que el Cardenal Suenens definió no como un movimiento, sino como “la Iglesia en movimiento” por el Espíritu Santo.

La presentación oficial del libro será este jueves 13 de diciembre, luego de la Eucaristía de acción de gracias, oficiada por Monseñor Rafael Valdivieso Miranda, Obispo de la diócesis de Chitré a las 5:00 de la tarde, en la Parroquia San Miguel Arcángel de Monagrillo, provincia de Herrera.

El Padre Segundo Familiar Cano nació en El Arenal, Ávila (España), el 2 de mayo de 1934. Fue ordenado sacerdote el 26 de mayo de 1957. Después de una labor pastoral de más de ocho años en España, la Divina Providencia lo destina a América.

En un principio iría a Brasil, pero Dios dispuso que su destino definitivo fuese Panamá. Le correspondería a Monseñor José María Carrizo Villareal, obispo entonces de la diócesis de Chitré, de paso por España, invitarle a ser parte de su presbiterio. Ya había en él, impreso en su alma, el espíritu misionero y no titubeó para dar su sí a una iglesia particular a la que entregaría toda su vida.

En la Fiesta de la Virgen de Guadalupe, estrella de la evangelización, el 12 de diciembre de 1965, puso por primera vez sus pies en Panamá. Su primer destino sería la Catedral de Chitré; pero antes de completar el primer año, el 29 de septiembre de 1966, es nombrado párroco de la Parroquia San Miguel Arcángel de Monagrillo.

Como misionero nato, al impulso del Espíritu llevó la Palabra de Dios en los campos del Distrito de Las Minas, Los Pozos, Santa María, Tonosí, Las Tablas, Pesé, Ocú y Macaracas

Artículo anterior

Jóvenes hacen donaciones

Siguiente artículo

Desfile: Un mundo de paz y alegría