Actualidad

Devoción a Jesús Nazareno se vive interiormente

La pandemia ha impactado las prácticas religiosas y devocionales durante el año 2020 y lo que va del 2021, suspendidas para evitar el contagio del COVID-19 y la festividad de Jesús Nazareno de Atalaya, no escapa a esta realidad.

Betzaida Toulier U.

La población de Atalaya siente la ausencia de los peregrinos que llegan a honrar la imagen de Jesús Nazareno cada año. No podrán hacerlo porque la aglomeración de personas, en medio de la pandemia, es foco alto de contagio del coronavirus. Y así lo entiende las autoridades eclesiales y civiles.

Este año, la Diócesis de Santiago invita a los devotos de Jesús Nazareno a seguir las novenas, y las misas, entrando a sus plataformas digitales de la Basílica Menor y de la Diócesis, por Radio Veraguas y Radio María.

“Hemos decidido suspender todas las actividades públicas relacionadas a la romería y novenas conmemorativas de Jesús Nazareno de Atalaya”, dice textualmente la circular dirigida a presbíteros, religiosas, religiosos y laicos.

Consejos para vivir este tiempo
  • Reservar un espacio en la casa para reunirse en familia y orar a Jesús Nazareno porque Él estará en medio de nosotros.
  • Seguir en familia, las novenas y las Eucaristías a través de las redes sociales de la Diócesis y del Santuario.
  • Hacer algún gesto de solidaridad inspirado por el amor de Jesús: acompañar con una llamada por teléfono a alguien que esté solo.

La nota que lleva la firma del Obispo de esta diócesis, Monseñor Audilio Aguilar Aguilar, advierte que la decisión se debe a los acontecimientos que han abrumado a la nación, producto de la pandemia del COVID-19, y se ha propagado rápidamente en esta provincia, dejando luto y dolor a las familias veragüenses.

Asimismo llamó a retomar el verdadero sentido de esta celebración, reflexionar sobre la fragilidad de la vida y buscar nuevas formas de colaboración, generosidad y conciencia del otro, como oportunidad que nos plantea esta fiesta en época de emergencia sanitaria.

MANIFESTACIÓN. Los devotos tendrán que expresar su fe desde la oración y la caridad, sin llegar hasta el santuario. Se pueden seguir las celebraciones desde casa, mediante las redes sociales.

Para el obispo será –además- una oportunidad de contemplar desde una nueva perspectiva el misterio del amor de Dios. “Dejemos que Jesús Nazareno entre en nuestros hogares y corazones, y descubriremos una vez más que el amor de Dios salva”.

Esta decisión se tomó en torno a los decretos ejecutivos que rigen por la pandemia de COVID-19, los cuales establecen toques de queda, cuarentena los fines de semana y se prohíben actividades masivas para evitar aglomeraciones.

“Dejemos que Jesús Nazareno entre en nuestros hogares y corazones”.

En tanto que el rector de la Basílica Menor, y párroco de Atalaya, Reginio Aguilar Muñoz pidió a los peregrinos que este año se queden en casa y también reiteró el llamado a seguir las transmisiones de la Novena desde el Santuario de Jesús Nazareno, a través de las redes sociales, Radio Veraguas y Radio María.

“Va a ser difícil no poder congregarnos físicamente en la liturgia. Pero vamos a congregarnos de todas maneras. La tecnología nos ayudará, fundamentados en la fe, la esperanza y el amor”, señaló el padre Reginio.

Artículo anterior

¿Se puede ser católico y joven a la vez?

Siguiente artículo

Abrazando mi cruz