ActualidadDiócesisSantiago

Devoción mariana es cada vez más arraigada en el pueblo de Veraguas

El pasado 24 de noviembre, la Diócesis de Santiago celebró la solemnidad en honor a la Virgen de la Medalla Milagrosa, por primera vez como copatrona. Luego de las novenas realizadas desde el viernes 15 al sábado 23, se le cantó a nuestra Madre María con serenatas en su honor, un despliegue de fuegos artificiales y la celebración de dos eucaristías más en la noche y medianoche en agradecimiento a la Medallita, por su intercesión ante Dios.

La eucaristía de la solemnidad se llevó a cabo a las 9:00 a.m. y fue presidida por el Obispo de la Diócesis de Santiago, S. E. R. Monseñor Audilio Aguilar, acompañado por los sacerdotes de toda la diócesis, quien invitó a la feligresía a seguir el ejemplo de nuestra madre María, quien con humildad siguió incansablemente los pasos de Jesús y quien ha sido evangelizadora infatigable velando por todos nosotros.

Jair García junto a muchos otros feligreses realizaron un trabajo arduo para la organización de la procesión, acompañados de 258 andas que llegaron hasta el templo al compás de cantos, oraciones, flores, globos, cintas de colores, murgas, acompañadas de los parroquianos y sacerdotes de diferentes parroquias, instituciones públicas y privadas.

Se agradece a todos los estamentos de seguridad, salud, así como otros que estuvieron contribuyendo con esta festividad. Igualmente a los medios de comunicación como Radio María, Radio Veraguas, FeTV, PJ Media, Comisión diocesana de comunicación y muchos otros que transmitieron la información para todo el país.

Artículo anterior

Sacrificio y servicio son las palabras claves

Siguiente artículo

La iglesia colonense y su gente servidora