ChitréDiócesis

Diócesis de Chitré continúa proceso de escucha de cara a la Asamblea Eclesial

El clero, junto a miembros de grupos y movimientos pastorales, participó en un conversatorio virtual sobre el proceso de escucha que vive la Iglesia Latinoamericana, encaminada a la Asamblea Eclesial.

Redacción

Utilizando la tecnología, sacerdotes y laicos de distintos grupos y movimientos pastorales compartieron sus experiencias e inquietudes acerca del proceso de escucha, que lleva a cabo la Diócesis de Chitré y se extenderá hasta el 30 de agosto.

El proceso de escucha, de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe inició en abril, y la Iglesia panameña está animando en cada diócesis esta consulta.

Los resultados serán el insumo para el discernimiento durante el evento principal a realizarse en México, entre el 21 y 28 de noviembre.

Durante el conversatorio se aclararon dudas y explicaron los modos concretos de participación para este proceso, cuyo moderador fue el padre Orlando González, con la participación de Eunice Meneses, Secretaria Ejecutiva de la Sección de Medios de la Conferencia Episcopal, quien explicó el proceso para subir el material a la plataforma de escucha.

El encuentro fue una inducción sobre el proceso de escucha, para abordar con profundidad la dinámica de esta consulta que se encuentra en pleno desarrollo y que busca conocer la realidad cultural, socio económica, así como el caminar de la fe del pueblo de Dios.

Durante el conversatorio se explicaron los modos concretos de participación para este proceso.

El padre González aprovechó la oportunidad para animar este proceso de escucha, al cual “estamos llamados a participar todas y todos”, y agradeció a los párrocos y lacios que están participando y promoviendo esta etapa.

Durante el conversatorio, Meneses explicó la manera de registrarse en la plataforma. Además recordó los foros temáticos que son espacios de participación definidos.

“Existen foros creados por la Comisión de Escucha y otros que pueden ser propuestos por los propios participantes”, señaló.

La Asamblea Eclesial es una iniciativa inédita y la oportunidad de ser puentes para que todos los miembros de la Iglesia participen en este amplio camino de construcción, diálogo y escucha. 

“Somos llamados como discípulos misioneros a colaborar con la Iglesia frente a los desafíos existentes, y esta es la oportunidad de ser protagonistas de la misión que Dios pone en nuestra vida”, comentó Maritza Cedeño de Cursillos de Cristiandad.

Con esta Asamblea, se contemplará la realidad de nuestros pueblos; se profundizará en los desafíos actuales, principal-mente en el contexto de la pandemia por COVID-19; se reavivará el compromiso pastoral; y se buscará responder por los nuevos caminos, para que todos tengamos una vida plena.

Artículo anterior

Diócesis de Santiago: Cincuenta y ocho años marcado por retos

Siguiente artículo

Como ovejas sin pastor