ChitréDiócesis

Drama de la pasión, tradición en Pesé

Una tradición religiosa que se remonta a 1904, es la Semana Santa Viviente que se realiza en Pesé. Este drama fue tomando forma cuando el sacerdote de ese  entonces, recibiendo el juego de imágenes sagradas de La Dolorosa, San Juan, María Magdalena y el Cristo Crucificado desmontable para colocarlo en el sepulcro,  decidió hacer una representación con algunos personajes vivientes. Para ello, recreó la escena del  decendimiento, y todos salían en procesión durante la noche. De acuerdo con el Padre José Ramón Rodríguez (Chemita), no fue hasta 1954 cuando esta tradición centenaria de la parroquia San José de Pesé, tomó vigor con la presencia del padre Luis Ángulo,  quien llegó procedente de España.

“Esto es lo que se ha llamado teatro popular porque es completamente del pueblo, los actores tienen un mínimo de preparación escénica, pero gracias a Dios tienen la habilidad para poder llevar los gestos y los sentimientos, y llevar a cabo la representación de la Pasión y Resurreción del Señor”, dijo el padre Chemita.

Desde 1954, el drama en vivo,  ha sufrido varias interrupciones debido a situaciones económicas y socio políticas. Algunos actores provienen de otros pueblos vecinos, pero la gran mayoría son personificados por personas de este pueblo de Pesé, casi nunca se han tenido personajes foráneos salvo en alguna ocasión, en la  que el personaje de Jesús fue un costarricense.

En los años 60 con el padre Silverio Velasco, tomó mayor auge la representación de la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesús;  todo el engranaje artístico cultural y religioso ha contado con la absoluta cooperación del pueblo y los feligreses de la parroquia San José de Pesé.

El padre Chemita  señaló que la parroquia de San José de Pesé,  está instituida como  parroquia desde el año 1796,  con lo cual supone que ya tenían iglesia de manpostería al menos desde el año 1622,  y en 1731 ya había noticias de una iglesia amplia y cómoda.   La torre fue construída en 1927; aunque algunos visitantes confunden el año de construcción de la torre con la construcción de la iglesia que fue en 1701.

La Obra

Cuentan sus pobladores que esta tradición religiosa inicia el viernes de Dolores, y congrega desde aquellos años,  a la fecha,  a una multitudinaria población,  entre propios y extraños, quienes convergen en  este pueblo que es el escenario de tan magna obra.

La primera escena inicia con el Jueves Santo, la Última Cena y después la representación de la agonía en el Getsemnaí (Huerto de los Olivos), el apresamiento de Jesús, su traslado a la casa de Anás y luego a la casa de Caifás.

Es impresionante la escena del Monte Calvario (Gólgota), el Viernes Santo, siendo representada en una colinita rocosa en uno de los extremos del poblado; todo esto es presidido por la condena; juicio de Pilatos y Herodes; la flagelación y coronación de espinas en un escenario espléndido ubicado en el par-que municipal de Pesé.

Artículo anterior

Alanje, 263 años de peregrinaje     

Siguiente artículo

Semana Santa y el auge turístico