Portada

Educando ciudadanos con valores cristianos y alta sensibilidad social

El Ministerio de Educación (MEDUCA) aprobó el Resuelto de Funcionamiento N° 2873 del Colegio Saint Mary Panamá Oeste, ubicado en Altos de San Francisco de La Chorrera, para que puedan impartir formación desde el Primer Nivel de enseñanza, para las etapas de Preescolar, Primaria y Premedia.

“Ahora celebramos este paso, desde ya funcionamos como un colegio reglamentado por el MEDUCA y acompañado en la formación humana, espiritual e intelectual por la Arquidiócesis de Panamá” así lo afirmó el padre Jorge Rivera, Delegado Episcopal de la Iglesia Católica y también Director General de este colegio.

Agregó que desde el año 2013 esta institución abrió sus puertas como una extensión del Colegio Saint Mary ubicado en Albrook, “trabajamos durante casi 5 años con documentos transitorios, de-pendientes del antiguo colegio”, dijo.

La Arquidiócesis de Panamá busca garantizar con cada uno de sus centros educativos la formación integral de los estudiantes, sustentados en su educación permanente, con la participación de la familia, que despierte en ellos alta sensibilidad social.

Se enfocan en impartir una educación humanizada que no se limita a ofrecer un servicio formativo. Los colegios arquidiocesanos no solicitan simplemente al docente enseñar y a los estudiantes aprender.

“Los estudiantes del Saint Mary aprenden en un colegio full inglés, con docentes de primera, pero también se forman desde la ética, desde sus valores morales, nos preocupamos por hacerles una experiencia de profundidad, espiritual para que pueda transformar la sociedad”, aseguró Rivera.

Retos de la Arquidiócesis

Actualmente están en proceso de regulación varias instituciones educativas: En Pacora, específicamente en Las Garzas abrirá el Centro Educativo Monseñor San Oscar Romero, en El Bosque el Centro Educativo María, en la 24 de Diciembre el Colegio parroquial Santa María Goretti y otro Colegio Saint Mary ubicado en Panamá Pacífico.

Ya en funcionamiento la Arquidiócesis de Panamá es responsable de seis centros educativos: el Colegio San Vicente, la Escuela Bilingüe Santo Domingo Savio, el Colegio Parroquial San Judas Tadeo, el Colegio San Vicente “Padre Jesús Sanfeliu”, y los Colegios Saint Mary, Panamá y Panamá Oeste.

Para el Arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa la única forma de transformar la sociedad es a través de la educación. La Iglesia tiene esa misión y la experiencia para indicar itinerarios educativos idóneos a los desafíos actuales.

Observando el impacto positivo que han tenido estos centros educativos en las comunidades, sería ideal que en un futuro cada parroquia del país pudiera fundar su colegio católico.

“En el caso de la comunidad de Las Garzas hemos visto cómo el colegio le ha dado un realce al sector y a la misma parroquia, los habitantes se han preocupado por mantener arregladas sus viviendas, han cambiado su lenguaje, su forma de vestirse, siente un cariño profundo por la institución, y la obra escolar en sí misma gana respeto”, señala el padre Rivera.

El comedor Don Bosco es compartido entre el Colegio Saint Mary Panamá Oeste y la Parroquia Inmaculada Concepción, brinda de lunes a viernes almuerzos gratuitos a 80 niños de escuelas públicas o estatales cercanas de La Chorrera que viven en situaciones precarias.

Sus docentes

Por 17 años el docente José Luis Barrera, laboró en el Colegio Saint Mary Panamá, viajando todos los días desde La Chorerra hasta Albrook. Ahora su calidad de vida ha mejorado, “desde que me enteré que este colegio se instalaría en mi corregimiento, esperé mi oportunidad y desde hace un año estoy acá como docente responsable del 4to grado”.

“Este cambio ha representado ganancia, ahora tengo más tiempo para compartir con mi familia, pude regresar a la universidad, estoy sirviendo en mi parroquia trabajando para la Jornada Mundial de la Juventud” explicó el docente.

La mayoría de sus docentes vienen ya con la experiencia del Colegio Saint Mary Panamá. La Sub directora, María Anderson resalta que todos los educadores son de primera categoría, graduados en la universidad, con su licenciatura en inglés y siguen por su experiencia la estructura de espiritualidad del colegio.

 

Una experiencia para compartir

El Colegio

Saint Mary Panamá Oeste puso en marcha un Gabinete Psicopedagógico, conformado por dos profesionales, Nixia Olmos, como psicopedagoga y la psicóloga Lourdes Arias.

Ellas como equipo trabajan con los educadores y con los padres de familia asistiendo a los estudiantes desde la visualización dentro del aula. Evalúan sus comportamientos, cómo se adaptan los nuevos ingresos, entre otros aspectos.

Olmos afirma que la Escuela para Padres “es para todos los niveles y se ejecuta durante 10 meses. Brindamos herramientas para que papá y mamá puedan resolver algunas debilidades que tengan los niños”.

En tres años hemos visto grandes resultados en las familias; padres han decidido casarse, los vemos que asisten a misa o padres que se han separado y aceptan asistir juntos a las actividades de su hijo.

Artículo anterior

Restauraciones en Catedral conservan su valor histórico

Siguiente artículo

Su primera vez en el pre escolar