ChitréDiócesis

El compartir con privados de libertad

Durante el Jueves Santo, “Día del amor fraterno” la diócesis de Chitré celebró con los privados de libertad junto a las diferentes poblaciones que pertenecen al cuidado pastoral de esta diócesis, en la que Monseñor Rafael Valdivieso presidió las Eucaristías realizando el lavatorio de los pies con estos hermanos y  confesando a los que solicitaban el sacramento.

Ellos mismos habían preparado el lugar en el que se realizó la celebración; y en las Tablas prepararon de forma dramatizada los actos litúrgicos.

Como bien mencionó  Monseñor Rafael en la homilía, Jesús no puede hacer otra cosa que amar y con  ese amor,  que no vio la traición de Judas y la negación de Pedro, así nos amó hasta el extremo.

“Jesús no nos abandona aunque nuestros pecados sean muchos; siempre camina a nuestro lado, como lo hizo con el pueblo de Israel en la Antigua Alianza. Por  lo tanto, esta población, la de las cárceles,  es una de las que más nos necesita, ya que ellos son como el ladrón arrepentido que estaba crucificado al lado de Jesús y que recibe la promesa de estar en el cielo”, dijo el pastor de la diócesis

Agregó que también nosotros podríamos ponernos en el lado del que juzga o bien de los que acompañan y dan esperanza en momentos difíciles, pero que es nuestra decisión.

En este mismo marco de la celebración del día fraterno, se celebró en el centro de custodia, la Eucaristía presidida por Fray Luis Francisco Andrés y las confesiones de los jóvenes que están privados de libertad;  este centro está al cuidado pastoral de los frailes Agustinos.

Artículo anterior

Unidos celebran que Cristo vive

Siguiente artículo

Jóvenes dejan sus hogares para realizar misión