CulturaVariedad

El futuro de la Caja del Seguro Social

Una institución muy noble y querida por todos vuelve a estar bajo la lupa, cuando precisamente nos debería garantizar “seguridad social”. Se han lanzado alternativas de modificación, y el Presidente convoca a un diálogo “para llegar a acuerdos”, en el cual la CSS será uno de los platos fuertes.

Diana Candanedo/[email protected]

La Junta Técnica Actuarial ha emitido un informe que sustenta los diversos escenarios propuestos para reformar la CSS: uno que mantenga las pensiones y el servicio médico junto; el segundo, juntar la atención médica con la atención pública general y las pensiones vayan para otro lado; un tercero en el que la CSS se concentre en los asegurados exclusivamente y que el Ministerio de Salud asuma la atención médica al resto de la población.

Una cuarta idea es que las finanzas de la institución puedan administrarse como un fondo de pensiones o una compañía de seguros como cualquier otra. “Todos son posibles escenarios al igual que la combinación entre ellos que van a demandar un diálogo porque afecta a la población en total”. Es el menú que tenemos que comer obligatoriamente. La ley 51 dividió los sistemas: el solidario y el de cuentas individuales. Todo aquel que empezó a cotizar a partir de 2008, por ley, no puede entrar al sistema solidario, lo cual rompió el pacto social en el que una generación sustentaba las pensiones de la generación siguiente.

La atención en salud debe ser igual para todos.

La generación que actualmente cotiza en el sistema solidario, para pagar la cuota de los que están por jubilarse, no tiene atrás una generación que pague sus cuotas cuando se jubilen. Este fondo sin solidaridad alcanza hasta el 2053, según el profesor Jované. 

Hay dinero, pero no voluntad.

En Panamá, la evasión por corrupción de calcula en el 4% del PIB. No ha habido acciones para recuperar el 8% la evasión del pago de cuotas por las empresas, tampoco se ha resuelto el problema de la seguridad para los informales, ni la situación de las mujeres. ¿Por qué no se recuperan estos fondos?

Rebaja ilegal del presupuesto de la CSS

La ley dice que el gasto en salud lo decide la CSS. El Art.2 de la ley de la CSS protege el presupuesto de la Caja, el cual debe aprobarse, tal como es presentado, sin embargo, en el presupuesto de la nación para el 2021, se está rebajando el presupuesto de la CSS.

Los asegurados asumirán el costo de la atención de los no asegurados

La atención en salud debe ser igual en calidad para todos los habitantes del país. Sin embargo, la propuesta actual implica recargar a la CSS con la atención de los no asegurados que le corresponde al Estado, y no se establece cómo será la compensación al Seguro Social.

Fueros y privilegios para empresas transnacionales

La reciente ley que fomenta la inversión extranjera viola nuestra constitución, que establece que no habrá fuero y privilegios. Quienes vienen contratados por estas empresas, no están obligadas a pagar el Seguro Social a sus profesionales. En realidad, esta ley está reformando la ley 51 de la Caja del Seguro Social

¿Dividir la CSS en dos?

No es correcto ni funcional dividir la CSS en dos instituciones: una para prestaciones de salud y otra para prestaciones económicas, es un absurdo que una embarazada tenga que hacer dos filas: una para la atención de maternidad, y otra para las licencias. Lo más atractivo para los financistas panameños es que se entreguen los fondos de la CSS para administrar los fondos de la CSS, lo que incluso aumenta los costos administrativos.

Importante
• Hay dinero, pero no voluntad.  En Panamá, la evasión por corrupción de calcula en el 4%del PIB. No ha habido acciones para recuperar el 8% la evasión del pago de cuotas por las empresas, tampoco se ha resuelto el problema de la seguridad para los informales, ni la situación de las mujeres. ¿Por qué no se recuperan estos fondos?
• Rebaja ilegal del presupuesto de la CSS La ley dice que el gasto en salud lo decide la CSS. El Art.2 de la ley de la CSS protege el presupuesto de la Caja, el cual debe aprobarse, tal como es presentado, sin embargo, en el presupuesto de la nación para el 2021, se está rebajando el presupuesto de la CSS. 

¿Diálogo? ¿Con qué tipo de soga te quieres ahorcar?

Lo primero a discutir es qué clase de sistema queremos para el Seguro Social: ¿sistema solidario intergeneracional o sistema individual? No puede ser un diálogo tuti fruti, donde la CSS sea uno de muchos temas, lo que lleva a concluir generalidades. Tampoco un diálogo amañado donde se llena la sala con sectores adeptos y los técnicos llevan las alternativas precocinadas dentro de una cancha que ya está marcada.

  • A nuestros queridos lectores, le comunico que por motivos personales no podré seguir publicando esta página. Agradezco a Panorama Católico por su apoyo, y a nuestros lectores por su fidelidad y comentarios a nuestros polémicos artículos. (Diana Candanedo)
Artículo anterior

Una ventana entre la vida y la Biblia – liberación y alianza

Siguiente artículo

Jesús hombre de oración